Entrada destacada

Para evitar la anemia

Ingredientes Col cruda 150 ml de zumo de naranja 1 cucharada de hojas de menta (12 g) 1 cucharada de jugo de limón Preparación ...

Mostrando entradas con la etiqueta maternidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta maternidad. Mostrar todas las entradas

miércoles, 24 de febrero de 2016

El peso de la rutina de la madre


 #madres #maternidad #maternidadproblemas #sermadre #madresrutina #madresdepresión

Sí, yo no tenía que pasar por el dilema de querer o no la maternidad, deseada o no formar una familia, o elegir no dedicarme sólo para el matrimonio y una animada vida juntos.

A mí me pasó ... y sucedió tres veces!

No fue planeado, que no era una opción y todavía decir que nací para esto, amo también estar donde estoy.

Creo que muchas madres se sienten exactamente eso: la sensación de estar lleno con la maternidad. Sólo este sentimiento que llevamos no siempre viene con la felicidad.

No hablo de la felicidad idealizada, pero ese sentido de la realización de todos los días, que asegurarse de que todo va bien y vamos por buen camino. Estas pequeñas victorias en la vida que nos trae la paz y la alegría.

De hecho, hay certezas en la sala de maternidad?

La única que tengo por sentado es que sí, la maternidad es la pena!

No es fácil tratar con el día a día, no tiene la margarina comercial que nos inspira a eludir las rabietas, las tareas y la fatiga. La belleza de la maternidad pintado tan perfecto por ahí, creo que no existe.

Bueno, de vuelta al estado de la madre real, como usted y como yo, no se puede ser feliz 24 horas al día con todos los obstáculos que encontramos en el camino de la crianza de los niños. En muchos momentos, me imagino caminando por la puerta y tomar un día sólo la mía, dejando atrás el caos, aunque sólo sea por unas horas, sin la culpa.

Que la madre no quería un descanso?


Volver al pasado y visitar esa persona que antes de ser parte incondicional de alguien, una ruptura en la sala de maternidad para volver a ser lo que éramos. Creo que toda madre toparia.

No, eso no es un pecado, no nos toman malas madres! Es muy normal sentirse nostálgico y quiere - fuerte deseo por unos segundos - volver a comer en silencio, se preparan con calma, escuchar música ininterrumpida o incluso ir al baño empresa SEM! Dejando toda una noche sin pensar en tener que levantarse temprano, planificar un viaje sin los niños ... destinos fuera "luz" sin la basura de los niños.

Pensar en todo esto, me siento como la maternidad pausa durante unas horas. Sería bueno, ¿verdad?

¿Y sabes lo que es aún mejor? Capaz de volver a esta realidad, para la condición de la madre después de este tiempo sólo para nosotros!

No hay mejor lugar en el mundo para una madre abrazando a un niño, no importa lo pesada que es de rutina y responsabilidad.

domingo, 10 de marzo de 2013

Los padres deben dar de comer a los niños pequeños

Hay ciertas actividades, como dar de comer a los niños pequeños, que nunca debe ser abandonado por sus padres, incluso si no tienen una niñera. De lo contrario, pueden surgir dificultades en las relaciones familiares.

Este es el caso de las columnas de un oyente "sus hijos", presentado por Inés de Castro y Rosely Sayao en Bandnews FM. Él tiene un hijo de dos años, que por lo general come con la niñera. El problema es que como profesional está de vacaciones, el niño no quiere comer nada más que cereales, galletas o tomar el biberón a su padre.

"La relación de padre, madre, hijo, en el momento de la alimentación es fundamental. 'S Lo que el muchacho está diciendo,' Mira, la niñera sabe relacionarse conmigo en esta hora, no están sabiendo '", Rosely alerta.

Escucha consejos de otro columnista

El psicólogo señala que es necesario encontrar una manera de hacer esta conexión clara durante la hora de comer.

"La negación no es la comida. Campo de la niña de esta edad también prefiere trata principalmente botella que es más fácil y cereal que tiene buen sabor", dice el especialista en educación. "Pero comer bien el niño es parte de una relación de amor, eso es lo que los padres necesitan expresar este niño."

sábado, 26 de enero de 2013

La fiebre en los recién nacidos es más peligroso y requiere atención médica

Despide a la silla de paseo puede ser una manera de mejorar el desarrollo del niño, dice el autor Jared Diamond, ganador del Premio Pulitzer por Armas, gérmenes y acero (1997). De acuerdo con información del diario "Daily Mail", la técnica de llevar al niño en brazos de su posición sería permitir que el bebé podía ver el mundo desde la misma perspectiva que los adultos formando un niño seguro.

Hay empresas que ya tienen esta costumbre, como tribus en el Amazonas y África. Lleve al bebé a la altura del pecho y de cara a interactuar con el mundo dejaría más emocionalmente seguros, confiados, curiosos e incluso autónomos, dice el académico.

Las conclusiones se basaron en más de 50 años de investigación sobre cómo las tribus de Nueva Guinea. En su último libro, Diamond dice que los bebés tienen instintos de nuestros antepasados, y por lo tanto una mejor respuesta a los estímulos tradicionales en lugar de las técnicas modernas, tales como carretillas.

Reconfortante rápidamente un bebé está llorando, dejando que duermen con sus padres y el contacto físico tanto también sería beneficioso.

viernes, 7 de diciembre de 2012

Cerca del parto: un mar de emociones


Si usted se encuentra rompiendo a llorar-de tristeza o alegría, a la menor provocación, culpan a los cambios hormonales. Estos se cree que contribuyen a los altibajos emocionales que ocurren durante el embarazo, dice Charles J. Lockwood, MD, presidente del departamento de obstetricia, ginecología y ciencias reproductivas en la Universidad de Yale School of Medicine de New Haven, Connecticut

Por ejemplo, los niveles de la hormona liberadora de corticotropina (CRH), que se sabe que inducen la ansiedad, aumentan durante el embarazo, alcanzando un máximo en el momento de la entrega. Los niveles de progesterona también aumentan, y esta hormona afecta a las mujeres diferentes de diferentes maneras. Para algunos, se comporta como un sedante (lo que explicaría por qué algunas mujeres embarazadas se sienten mucho sueño). En otros, se promueve la ansiedad y la depresión.

Por supuesto, las emociones del embarazo no son todos negativos. "Algunas mujeres reportan una mayor sensación de calma, optimismo y entusiasmo", dice Chambliss psicólogo. Aquí están las emociones primarias que probablemente se siente mientras que usted está esperando:

Alegría / Emoción Si usted planeó el embarazo, su felicidad probablemente comenzó en el momento de su prueba de embarazo positiva leer. Para el 80 por ciento de las mujeres, el embarazo es, en general, un tiempo de alegría, anticipación positiva y entusiasmo.

Tristeza / Regret No es frecuente que se produzca una especie de período de duelo al pensar en la vida que están dejando atrás. El embarazo también puede despertar sentimientos de tristeza por un padre, hermano o amigo que ha muerto y por lo tanto no puede compartir su embarazo o conocer a su bebé.

Estrés Este puede ser un momento especialmente estresante, por muchas razones: su embarazo no fue planeado, te enfrentas a actividades financieras o problemas maritales, no te sientes bien, estás sufriendo complicaciones en el embarazo, usted tiene antecedentes de aborto involuntario o prematuro nacimiento.

Ansiedad / Preocupación Es normal sentirse ansioso acerca de su nueva responsabilidad inminente. Usted también puede sentirse ansioso acerca de su trabajo como a decidir si va a volver a trabajar después de que nazca su bebé. Del mismo modo, si usted decide quedarse en casa, puede que preocuparse por perder un ingreso y la interrupción de su carrera.

La familia encuentra un nacimiento

Cada par de preocupaciones sobre si el trabajo que esperan salga bien, su bebé será sano y si van a ser buenos padres. Sobre todo si se ha mantenido reprimido adentro, esta ansiedad puede expresarse como riñas o evitación.

Una pareja también puede preguntarse cómo su relación cambia cuando se convierten en padres. "Ambas personas pueden estar contentos de tener un bebé, pero también hay una preocupación de bajo nivel que tendrán que compartir el amor", dice Chambliss. La mujer puede preguntarse si su pareja le ayudará y proporcionar apoyo emocional para ella y si está realmente dispuesto a hacer lo necesario para ser un buen padre. Y el hombre es más probable que preocuparse sobre si su pareja será tan centrada en el bebé que ella va a prestar atención y mucho menos a él. La solución es la comunicación abierta acerca de estos temores.

El Sexo puede ser más sexy

Ambos niveles socios deseo puede cambiar dramáticamente durante el embarazo. Algunas mujeres se retiran sexualmente, ya sea por su tamaño o por su creciente disminución de la libido. Otros se sienten despertado de una manera totalmente nueva, tal vez porque están disfrutando de la libertad de las relaciones sexuales sin métodos anticonceptivos o porque el embarazo es enseñarles a disfrutar de sus cuerpos de una manera nueva. Un hombre puede encontrar a su esposa más sexy que nunca, o puede que tenga miedo de hacer el amor con ella por temor a que va a lastimar al niño. También es posible que no comparten la emoción de su esposa sobre el bebé. "Para muchos de los hombres, no parece real hasta que haya un bebé real," Stern Esperando Cambio autor explica.

Sus padres se convertirá en abuelos

Esperando un bebé puede alterar la relación de una mujer embarazada con sus propios padres. "Para algunas mujeres, es una maravillosa oportunidad para desarrollar nuevas relaciones familiares, especialmente con sus madres", dice Stern. Si usted ha tenido problemas con sus padres, el embarazo puede facilitar la curación, aunque los expertos advierten que no necesariamente deben esperar una reconciliación. El embarazo también puede invitar a los conflictos, sobre todo si su madre está demasiado involucrado y ofrece consejos no solicitados sin fin. "Las mujeres embarazadas no quieren que su madre cooptar a la experiencia", dice Stern.

lunes, 3 de diciembre de 2012

Ser Madre: cuando la depresión aparece


En el tercer trimestre, los sueños de los grandes animales son comunes. Ellos representan el poder que necesita durante el parto.

En nuestra edición anterior, la primera entrega de esta serie de tres partes que llevó a un paseo de la cabeza a los pies del cuerpo de la mujer embarazada. En este sentido, dar una idea de la evolución de sus emociones, las relaciones y la identidad. Si usted se pregunta por qué está pensando y sintiendo como eres, podrás encontrar todos los misterios revelados aquí.

Hacia fuera con su antigua vida, con la nueva

Cuando estás embarazada, estás propenso a sentir feliz, triste, esperanzada, sentimental, deprimido, alegre, culpable, excitado, resentido, extático, dudoso, confuso, seguro, ansioso, feliz y temerosa. Todo ello en el espacio de unos cinco minutos.

Es perfectamente normal que una mujer embarazada a estar en el séptimo cielo de un minuto y llorando al siguiente. "Se pasa de un sentimiento a otro muy rápidamente a medida que su vida cambia de manera irrevocable", dice Diana Dell, MD, director del programa de salud materna en el Duke University Medical Center en Durham, Carolina del Norte, y profesor asistente en los departamentos de psiquiatría y OB -GYN.

De hecho, una gran cantidad sucede entre la prueba de embarazo positiva y el nacimiento de un niño. "Numerosas transformaciones profundas y transformadora seguir durante el embarazo", dice Ellen Sue Stern, autor de Esperando el cambio: Hay más sobre el embarazo de tener un bebé (Meadowbrook Press, mayo de 2004). La relación entre usted y su esposo o pareja puede cambiar a medida que cambian las prioridades y hacer espacio en su vida para otra persona. También comienza la separación emocional de su vida sin hijos libre y fácil, tu cuerpo cambia drásticamente, se enfrenta a decisiones de carrera, y tal vez se pregunte qué tipo de padres que usted y su pareja será.

Cambio de prioridades puede causar estrés. Una mujer que le gusta viajar, comer en restaurantes de lujo y dedicar largas horas a su carrera puede comenzar a darse cuenta de que, cuando y cómo se gasta su tiempo y su dinero tendrá que cambiar después de dar a luz.

Cuando la depresión Oscurece un embarazo

A menudo pensamos en el embarazo como un tiempo feliz, pero para algunas mujeres es todo lo contrario. "El embarazo no protege contra la depresión", dice el psiquiatra y el obstetra Diana Dell, MD

De hecho, hasta el 20 por ciento de las mujeres embarazadas experimentan síntomas de depresión. Pero pocos obtener ayuda para ello, de acuerdo con un estudio realizado en la Universidad de Michigan Depresión Center en Ann Arbor. "Los médicos solían pensar en el embarazo como una luna de miel lejos del riesgo de depresión, pero esto se está convirtiendo en un mito", dice el coautor del estudio, Sheila Marcus, MD, profesor clínico asistente de psiquiatría en la Facultad de Medicina de la universidad.

Depresión prenatal es más probable que la huelga si una mujer tiene un historial de depresión, si su embarazo no fue planeado o inoportuno, si ella está teniendo problemas maritales o si ella está sufriendo de complicaciones médicas. "Vemos una gran cantidad de mujeres que están en reposo en cama

Es crucial que las mujeres embarazadas que sufren de depresión se consideran: Las investigaciones demuestran que las mujeres que están deprimidas durante el embarazo tienen un mayor riesgo de depresión postparto. Además, sus bebés no son tan saludables como otros bebés. La depresión puede ser tratada con psicoterapia, medicamentos o ambas. Puntos Dell señala que ciertos fármacos antidepresivos parecen seguros para usar durante el embarazo. Algunos estabilizadores de ánimo están asociados con defectos de nacimiento, sin embargo, así que asegúrese de decirle a su médico que está embarazada antes de que ella prescribe algún medicamento.

lunes, 9 de julio de 2012

Maternidad sentimental: cerca del parto


Como ya cerca del final de mi embarazo, estoy encontrando que me parece que no puede reducir la velocidad. Cada día comienza con un nuevo "hacer" la lista. De los proyectos de cría de acabado a hacer recados por semana, a la limpieza, la cocción de vacaciones, siempre hay algo que hacer que parece requerir una atención urgente. La dilación no es una opción!

Mis mañanas parece que comienzan a partir de las ocho de la mañana, dependiendo de mi "para hacer" la lista, ya sea que comienzan el día con el yogur y una sesión de ejercicios, o un desayuno más grande de una tortilla de huevos y una naranja con mi marido y su hijo con un entrenamiento seguir una hora más tarde. Entonces, es por lo general fuera para hacer mandados ya sea para una cita prenatal, ir de compras, un viaje rápido al centro comercial o tienda de consignación, o de mi semana (que pronto serán dos veces por semana) el nombramiento quiropráctica.

Entonces es volver a casa para un almuerzo tarde (a veces comemos antes de las diligencias, sólo depende de la época). Entonces me veo capaz de ignorar el día a día desastre que es, por desgracia inevitable y yo pasamos una buena cantidad de tiempo de enderezar las cosas y de hacer una limpieza básica. Muy a menudo, me encuentro algún tipo de proyecto de Navidad en las que centrar mi atención, hace poco se envolver regalos para mis ocho hermanos (tengo un tema de papel de regalo todos los años). Que tienden a perder la noción del tiempo. En algún momento se come la cena, y entonces es correcto volver a trabajar.

De vez en cuando he reservado un gran bloque de tiempo para trabajar en el tope del pesebre (en casa de mis padres, ellos tienen una máquina de coser y el espacio de trabajo que no tengo), que generalmente ocupa toda una tarde y la noche (por suerte, es casi hecho)! Más recientemente, mientras yo estaba de hornear, descubrí que un animal (lo más probable un ratón) había mordido en una bolsa de frutos secos y una bolsa de harina en la despensa. Yo había estado posponiendo la organización de este espacio por un tiempo un planeado seguir haciendo caso omiso de ello hasta después de que nazca el bebé. Por desgracia, tan pronto como me di cuenta de que una criatura estaba en mi despensa, me asusté y pasé toda una tarde de limpieza y reorganización de la despensa también!

Ni que decir, me parece que siempre encuentra algo para mantener mi muy ocupado y en constante movimiento. Esto debe ser una cosa de anidación ... al menos espero que lo es!

lunes, 23 de abril de 2012

Artículos para bebés que debes de tener


Al igual que la última lista, éste viene con la salvedad de que todos los padres tienen diferentes estilos de crianza de los hijos y por lo tanto se encuentran los distintos elementos útiles. Estos son los productos para el bebé que mi familia se encuentran para ser el más útil.

Eslingas para bebés son increíbles. Lo que es más, son simples y fáciles de usar. Cuando Dylan nació, me inscribí y recibí un par de porta bebés. Mi estilo de crianza de los hijos sigue en gran medida la filosofía y la Attachment Parenting babywearing fue una de las cosas que yo estaba más entusiasmado - y todavía lo soy. Tan pronto como Dylan era suficientemente grande como para realizarse con seguridad en las eslingas que comencé a usar ellos. Yo los usé hasta que era demasiado grande para ser cómodamente transportados en ellos.

Estas hondas me permitió tenerlo cerca de mí mientras yo seguí con lo mío, hacer tareas, ir de compras, y hacer casi cualquier cosa que te puedas imaginar. Él siempre fue tan feliz, y todo el mundo que nos vio se apresuró a comentar sobre lo tranquilo y feliz que era. Las eslingas están de vuelta en uso ahora que Blake ha llegado.

Él es otro chico dulce, cuyo lema parece ser "Hold me, love me, no me dejó". Estoy más que feliz de hacerlo, porque hemos decidido dejar a dos niños, así que me estoy cuidando para saborear cada momento de tener un recién nacido en la casa.

Me encanta babywearing y considero que el portabebés Ergo ser la herramienta babywearing final. Yo siempre había querido, y cuando Blake nació tuve la suerte de conseguir uno. Tengo la inserción bebé también, así que podría comenzar a utilizar el vehículo de inmediato.
Me encanta el Ergo, ya que mantiene Blake protegido y seguro y me mantiene más cómodo que una honda haría mientras hago las cosas como tomar Dylan a pasear en su cochecito, salir con Dylan en el patio de recreo, e ir de compras. Me encanta que se puede utilizar para la espalda y la cadera carry opciones una vez que se hace más grande, también.

Otros elementos que han demostrado ser indispensables son una bomba de la calidad buena de mama, una sillita simple, un monitor de bebé y un cochecito que activa (vivimos en un camino de tierra). Dado que muchos cochecitos de jogging no están diseñados para su uso por niños menores de seis meses de edad, es posible que desee mantener a raya en conseguir uno hasta más tarde si hay otros artículos que usted necesita más en estos momentos.

lunes, 16 de abril de 2012

Cómo decidir dónde dar a luz


Cuando quedó embarazada, que se encargó de elegir un proveedor de atención médica prenatal o equipo de profesionales que usted puede confiar para proporcionar el mejor cuidado para usted y su bebé durante el embarazo. A medida que el tiempo de la llegada del bebé se acerca, es posible que se enfrenta a otra decisión importante de la salud - en caso de dar a luz. Por ejemplo, usted puede estar trabajando con las parteras y prepararse para un parto en casa hasta que algo sucede a finales del embarazo, que exige que el cuidado de su ser trasladado a un hospital. Eso sólo me pasó a mí.

También podría estar planeando dar a luz en un hospital o centro de maternidad, sólo para descubrir que su bebé va a llegar antes de lo que esa institución está autorizado a entregarlos. Por ejemplo, el hospital cerca de mi casa no se puede entregar cualquier bebé de menos de 37 semanas, ya que no tienen una UCIN (Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales). En ambas situaciones, puede haber más de una opción disponible para donde dar a luz por lo que tendrá que tomar una decisión informada.

Cuando usted se enfrenta con una decisión tan importante, puede ser difícil decidir cuáles son los factores más importantes. A la luz de mi reciente experiencia, le sugiero que si usted tiene el tiempo para hacerlo, se comparan las políticas y normas de cada lugar de nacimiento potencial con respecto a las cosas que son más importantes para usted. Para algunas personas, que puede ser el aspecto de las habitaciones o las horas de visita y políticas. Para mí, si yo fuera a tener que tomar una decisión una vez más, una cosa que quiero saber es la política del hospital respecto a la alimentación de los recién nacidos.

Me di cuenta de que esto era importante un par de días después de que nació mi hijo. Durante el parto, una variedad de medicamentos fuertes estaban circulando por mi cuerpo a través de mi IV. Algunos de estos medicamentos son conocidos para suprimir la lactancia. También llegó a tener una cesárea, y que también puede afectar la lactancia.

Aunque parecía que Blake estaba alimentando bien, perdió mucho peso muy rápido y yo estaba obligado a él complementar con fórmula. Estoy muy dedicada a la lactancia materna y la nutrición que la leche materna proporciona. Si mi propia leche no era alimentar lo suficiente, yo quería complementar con leche materna de otra mujer, no la fórmula.

Cuando le pregunté a la especialista en lactancia si eso fuera posible, estuvo a punto de estallar en lágrimas. Explicó que si estábamos arriba en la UCIN, una receta para suplementos de la leche humana se podría escribir para él, pero no estaba disponible la leche materna a los bebés en la sala de maternidad normal.

Ella ha estado tratando de conseguir que la política cambió por un tiempo pero fue en vano. Tuve que dejar Blake alguna fórmula para un par de días, y yo estaba molesto por eso. Tan pronto como mi leche se produjo en que era capaz de dejar de complementar, pero todavía deseo que yo había conocido a investigar algunas de las políticas del hospital antes de que me eligió para entregar allí.

martes, 17 de enero de 2012

Consejos de maternidad para madres primerizas


ALGUNAS RECOMENDACIONES SUPLEMENTARIAS

- Antes de salir hacia la maternidad, haz un buen encargo a la tienda. Piensa sobre todo en las reservas, las latas, los platos ya preparados y los congelados.

- Prepara por adelantado el máximo de ropa limpia para toda la familia.

- Ten previsto un medio de locomoción para ir a la maternidad. Tal vez te encuentres sola cuando llegue el momento de salir. Anota varios números de servicios de taxi por teléfono y el de un servicio de ambulancias que trabaje con la maternidad en la que vas a dar a luz.

- Apunta en una ficha la dirección y el número de teléfono de la maternidad, las horas de visita, la lista de parientes y amigos a los que has de avisar después del nacimiento de tu hijo y sus números de teléfono.

- Busca un pediatra que viva cerca de tu domicilio.

- Encarga las participaciones, si has decidido enviarlas.

domingo, 11 de septiembre de 2011

No existe la madre ideal


En la práctica, a medida que pasan las semanas después del nacimiento, debes pues ocuparte lo más posible de tu hijo durante sus «ratos de ocio», es decir sus períodos de vigilia, si bien respetando sus pequeñas siestas de después de mamar. Así, habiendo tenido una jornada bien repleta, dormirá toda la noche sin molestar a sus padres.

El cuarto paso consiste en consagrar al bebé los dos meses que siguen al alumbramiento, como mínimo. No hay duda de que resulta insuficiente, pero en nuestras sociedades modernas en que la mujer suele trabajar, es generalmente imposible que ésta pueda obtener más de dos meses de descanso posnatal.

Al menos, esos dos meses deben ser consagrados de modo prioritario al bebé. Tanto el marido como los otros hijos deben comprender esa necesidad, y no constituir una carga suplementaria para la joven madre, sino una ayuda.

El quinto paso, y el más difícil, consiste en tratar de seguir prodigando el máximo de ternura y de atenciones posibles al lactante tras esos dos meses.

Mas es evidente que las condiciones varían según cada caso particular, y que la mujer que sale a trabajar a las seis de la mañana para no volver hasta las ocho de la tarde, teniendo que ocuparse además de la casa, podrá consagrar muy poco tiempo a su hijo, confiado por lo general a una guardería o a una nodriza.

En definitiva, el ideal no existe en nuestro «evolucionado» mundo actual. A cada madre le corresponde comprender la importancia del contacto físico y sentimental que debe tener con su hijo, así como organizar su vida, en el límite de sus obligaciones profesionales, para consagrarle el mayor tiempo posible y lo mejor de sí misma.

No obstante, no debe olvidar nunca que un bebé necesita todavía más sus caricias que su leche, más su amor que el hecho de cambiarle los pañales.

martes, 6 de septiembre de 2011

La Maternidad según Arthur Janov


La Maternidad y la relación ideal entre madre e hijo forman parte desde hace milenios de las más antiguas tradiciones de la humanidad, en todas las latitudes.

Veamos cómo describe Arnaud Desjardins la relación entre madre e hijo tal como existía en la India antes de que la «civilización» occidental trastocara todas las tradiciones:

«... Todo era concebido para evitar al bebé, y después al niño, los traumas, las frustraciones, las dificultades de adaptación que son la fuente de las neurosis futuras. La relación de un niño con su madre, liberada ésta de cualquier otra tarea o responsabilidad que no sea ocuparse de él, la posterior entrada en juego del padre, el alejamiento progresivo de ambos, todo estaba previsto para permitir al niño adaptarse sin tropiezos al mundo exterior.

»La influencia de la madre sobre el niño —y en consecuencia sobre el futuro adulto— comienza desde el embarazo. Cualquier trastorno que afecte a la mujer encinta afecta también, y para siempre, al ser que lleva en su interior. En la tradición hindú, a la futura madre se la protege de toda contrariedad, y se la considera sagrada. En occidente, en la actualidad, las embarazadas se dispersan en todo tipo de actividades y preocupaciones.

»... Después, hacia la edad de siete años, al niño se le pone interno con un preceptor o gurú; no lo educan pues sus padres. El gurú se halla en condiciones de adoptar con los niños una actitud objetiva, exenta de las reacciones emocionales que los padres tienen frente a sus hijos. Así, los niños se hallan libres de la proyección de las neurosis paternas sobre ellos, lo que constituye la más grave enfermedad del mundo actual...»

Es interesante constatar que en esta última frase volvemos a hallar una de las afirmaciones formuladas por un gran psicoterapeuta occidental: Arthur Janov. La investigación occidental de vanguardia se une así a la tradición oriental.

viernes, 2 de septiembre de 2011

Maternidad Moderna


El ideal del maternaje es incompatible con los imperativos de la vida cotidiana en nuestras sociedades modernas. Con todo, es indudable que las cosas van a mejorar en el futuro, y afortunadamente asistimos ya a una vuelta a la lactancia natural.
De momento, y teniendo en cuenta las obligaciones de la vida moderna, es preciso que la madre trate de aportar el máximo al niño en el mínimo de tiempo de que se dispone.

Dar el pecho me parece el primer paso.

El segundo, consagrar bastante tiempo durante el día al bebé a fin de prodigarle el amor y la ternura que tanto necesita.

El tercer paso consiste en enseñar de inmediato al bebé a respetar el reposo nocturno. La última mamada se le puede dar a medianoche, y la primera a las seis de la mañana. Quizás el niño llore las primeras noches entre esas dos mamadas, pero no tardará en comprender que la noche está hecha para dormir.

Un bebé del que uno se ocupa a lo largo del día dormirá de noche como todo el mundo, para satisfacción general. Si es preciso, una débil luz cerca de su cuna podrá calmar sus angustias nocturnas. Ese respeto de la tregua nocturna es el único «adiestramiento» que se le debe imponer al bebé, pues el no respetarla resulta incompatible con la vida en sociedad.

Como ya he dicho, me opongo por completo a la opinión de ciertos pediatras que aconsejan a las jóvenes madres que den de mamar al niño cuando lo pida, aunque sea a altas horas de la noche. No es el pediatra sino el tocólogo el que tiene que visitar a continuación a esa pobre madre, totalmente agotada al cabo de pocas semanas de ese régimen de insomnio que nadie podría resistir. La salud de la madre no debe ser sacrificada a los caprichos del recién nacido. Por supuesto, no se trata de hacer sufrir al bebé, sino tan sólo de habituarlo al ritmo día-noche que gobierna la vida de los adultos.

Evidentemente, un bebé necesita dormir mucho más que un adulto. En general, en el curso de ¡a primera semana que sigue al nacimiento, duerme de 18 a 20 horas al día; es decir que su madre le verá sobre todo dormido, pues sólo se despertará cuando se sienta atenazado por el hambre y reclame la mamada.

A partir de la primera semana, el tiempo de sueño pasa a 15-16 horas al día, para disminuir de modo progresivo durante los primeros meses hasta las 12 o 14 horas. Mas es sobre todo el ritmo de sueño y de vigilia lo que se altera; los períodos de vigilia se van alargando, jalonados por largas siestas, generalmente después de las mamadas.

Madre no esclava


Por otra parte, ocuparse con frecuencia del bebé durante el día le ayudará a adquirir el ritmo de vida de los adultos, es decir a permanecer despierto durante el día y dormir durante la noche.

El niño al que se deja solo en la cuna tiene en efecto la molesta costumbre de adoptar un ritmo de vida al revés: duerme durante el día y grita durante la noche para exigir que se ocupen de él, lo que no tarda en repercutir gravemente sobre el sueño —y en consecuencia sobre la salud— de los padres, quienes están obligados a seguir el ritmo de vida de los adultos.

Es por eso por lo que estoy en contra de la actitud de ciertos pediatras que reducen a las jóvenes madres a ser esclavas de su bebé. Éste duerme tranquilamente todo el día y perturba cada noche el sueño de su madre, reclamando el pecho a cualquier hora. La pobre madre sigue los consejos del pediatra, hallándose así al cabo de pocas semanas en un intenso estado de fatiga a causa del insomnio crónico.

A fin de respetar los imperativos de la vida moderna, y el sueño de los padres, es preciso que el niño duerma por la noche, permaneciendo en consecuencia bastante rato despierto durante el día. El único medio de lograrlo es ocupándose de él con frecuencia a lo largo del día.

miércoles, 31 de agosto de 2011

Bruno Bettelheim


El célebre pediatra Bruno Bettelheim defiende ideas extraordinariamente similares a las expuestas en este blog, a saber: al maternaje debe suceder una educación aportada a ser posible por una persona ajena a la familia; la angustia y la neurosis de los padres afecta y se transmite al hijo; bajo la influencia de la opresión de los padres, el niño pronto rechaza su propia personalidad, para tratar de adoptar la imagen de lo que sus padres esperan de él; cualquier descontento de los padres culpabiliza de modo trágico al hijo.

Veamos lo que dice Bettelheim:

«Paradójicamente, a menudo les resulta más difícil a los padres enfrentarse a los problemas de sus hijos que a los de personas extrañas, porque los padres parten con frecuencia de una posición falsa: "Es mi hijo, yo sé lo que es bueno para él". Ahora bien, los hijos han aprendido a disimular ante sus padres lo que sienten, porque las reacciones de los padres son por supuesto las que les crean mayor ansiedad [...].

»Los niños, todos los niños, detestan que desplacemos sobre ellos nuestros propios problemas. Cuando se les dice: "Haz eso, es por tu bien" y sienten que en realidad uno no se lo pide por el bien de ellos sino por el suyo propio, experimentan un gran resentimiento [...]. Todos los niños sufren al ser utilizados para fines ajenos [...].

»Es preciso destacar que no hay nada más difícil de soportar para un niño que la inseguridad de sus padres. Siempre piensa que si sus padres se preocupan es por su causa, y ello engendra un intenso sentimiento de culpa que a veces puede ser destructor.

»Lo que cuenta en la relación entre padres e hijos no es lo que se es, ni siquiera lo que se hace, sino lo que los niños ven, es decir la imagen que se hacen de sus padres [...]. Pienso que debemos aceptar al niño desde su aparición, desde el primer momento de su nacimiento, como una potencia propia. Y debemos respetarle en tanto que tal.»

lunes, 29 de agosto de 2011

La Maternidad en la sociedad moderna


Freud fue el primero en demostrar que la infancia, e incluso la primera infancia, tenía una importancia fundamental en el desarrollo del ser humano adulto.

Los trabajos de los psicólogos modernos, y en especial de los norteamericanos, van más lejos aún: las neurosis, los «problemas» del adulto dependerían sobre todo de los «traumas psíquicos» experimentados por el niño en los primeros meses y los primeros años de vida. Los psicoteóricos y los psicoterapeutas norteamericanos son en la actualidad, y con mucho, los más avanzados en lo que concierne directamente a la personalidad del adulto de nuestras sociedades modernas, adulto que en general no se siente muy feliz (y es lo menos que se puede decir).

Las nuevas concepciones psicoterapéuticas, que en Estados Unidos rebasan ampliamente el entusiasmo popular que en una determinada época se concedió al psicoanálisis clásico, freudiano o post-freudiano, hacen hincapié en los traumas psíquicos de la infancia, a pesar de que dichas teorías difieran en sus principios y métodos.

Una de las psicoterapias que parece más eficaz y prometedora, la terapia primal de Janov, lo centra todo en las relaciones entre el niño y sus padres. Para Janov, los padres modernos no sólo no «maternan» al niño pequeño, no sólo impiden que se desarrolle su verdadera personalidad, sino que le obligan a ser lo que los padres quieren que sea, en detrimento de lo que el niño es realmente.
El niño es impulsado a rechazar su propia personalidad, y a adoptar, para agradar a sus padres, la imagen del niño bueno que éstos desean que sea.

El niño muy pequeño espera de sus padres que le acepten tal como es y se dediquen a él por entero, estando disponibles en todo momento para aportarle amor y confianza.

Pero prefiero citar al propio Janov: «El niño nace en el contexto de las necesidades de sus padres y empieza a luchar para satisfacerlas desde su nacimiento [...]. Lo hará todo salvo ser él mismo. Esta multitud de relaciones que se establecen entre los padres y el niño, y en las que se dejan de lado sus necesidades naturales, sus necesidades primigenias, significa que el niño sufre.

Significa que no puede ser lo que es y al mismo tiempo ser amado [...]. Si hubiera amor en sus padres, el niño sería lo que es, pues amar significa dejar al otro ser lo que es [...]. En los primeros meses y los primeros años de su vida, el niño se cierra sobre sí mismo, porque en general no tiene otra elección. Para sobrevivir, debe condenar a muerte una parte de sí mismo. Es preciso que juegue el juego de sus padres, no el suyo [...]. Hará todo lo posible para agradar a sus padres pero, por desgracia, lo que se espera de él resulta vago e indefinido, porque sus padres tampoco saben qué hacer para ser libres y felices».

En los humanos, el adiestramiento ha reemplazado al maternaje que los padres modernos no pueden ni quieren dar.
De esta incursión en el dominio del pensamiento psicológico moderno retengamos una única noción: el maternaje es una necesidad vital de todo bebé en la que se le defrauda en nuestras sociedades modernas. La frustración que supone nunca será olvidada, pese a que sea reprimida en el subconsciente, y estará en la base de la mayoría de los problemas del adulto.

Aun cuando esa influencia de los primeros meses y los primeros años de vida sobre el comportamiento del adulto pueda parecer inverosímil a muchos de nosotros, ha quedado demostrada en nuestros días por casi un siglo de investigaciones psicológicas y psicoanalíticas.
El que la mayoría de nuestros contemporáneos lo ignoren todo sobre la psicología y el desarrollo psicológico de la personalidad humana no les autoriza a negarlo todo con ironía.

Convendría quizá no criticar tanto a priori, documentarse antes, mantenerse al día en lo que concierne a las grandes corrientes de pensamiento que florecen y se multiplican allende nuestras fronteras, y después juzgar con pleno conocimiento de causa.

martes, 23 de agosto de 2011

Maternidad y Psicología Moderna


Durante los primeros meses y los primeros años, el afecto más íntimo del niño se centra en su madre. Ese cariño se inicia antes del nacimiento, cuando madre e hijo, pese a ser dos, constituyen un solo ser.

Sin duda, el nacimiento modifica la situación en ciertos aspectos, si bien menos de lo que hacen suponer las apariencias. A pesar de que ahora viva fuera de la matriz, el niño sigue siendo completamente dependiente de la madre.

Tan sólo al cabo de los días conquista su autonomía; aprende a andar, a hablar, a explorar el mundo por sí mismo...

ERICH FROMM, El arte de amar.

lunes, 22 de agosto de 2011

Aspectos generales de la Maternidad


Mas lo que me parece esencial no perder de vista es que el maternaje no sólo representa un contacto cutáneo de efectos fisiológicos más o menos claros según las especies, sino asimismo un contacto afectivo, con un efecto psicológico extremadamente importante.

Considero que, a medida que nos elevamos en la jerarquía de los mamíferos, el aspecto afectivo del maternaje se hace incluso mucho más esencial, en tanto que el lado puramente fisiológico, orgánico, se vuelve menos marcado.

Pienso que en el hombre, que ha llegado a la cima de la evolución animal, si bien el maternaje ha perdido su importancia fisiológica, adquiere en compensación una importancia afectica y psicológica capital, tanto para la madre como para el hijo.

Todo lo cual viene a confirmarnos en lo que ya apuntábamos al estudiar los datos de la psicología y la psicoterapia: la importancia fundamental del contacto con la madre en la primera infancia y de la relación con los padres en el resto de la misma.

Los datos de la psicología moderna confirman perfectamente la importancia del maternaje para el desarrollo afectivo y psicológico del futuro niño y el futuro adulto.

Anteriormente ya me he referido a los trabajos e investigaciones de los grandes psicólogos norteamericanos contemporáneos, en base a las grandes psicoterapias modernas: terapia Gestalt, bioenergía, terapia primal, análisis transaccional, investigaciones y análisis bajo los efectos del LSD, psicodramas, etcétera.

Todas estas aproximaciones psicológicas a las profundidades del subconsciente y del pasado memorizado conceden una importancia fundamental a las primeras semanas, meses y años de la vida del ser humano, a pesar de que luego difieran en sus conclusiones en el plano psicoterapéutico.

Para Arthur Janov, cuya terapia primal constituye una de las técnicas más eficaces, si no la más brutal, el porvenir psicológico del adulto se decide en los primeros meses y años de la vida del niño. Todos los conflictos del adulto encuentran su explicación, su fuente, en los conflictos cruelmente sentidos y reprimidos de inmediato de la primera infancia.

domingo, 21 de agosto de 2011

Relación Madre e Hijo



Al igual que en los-demás mamíferos, en la especie humana el maternaje comporta siempre una gran parte de contacto físico (caricias, besos, presencia física de la madre, etc.), pero asimismo una parte —más importante que para los mamíferos inferiores— de ternura, de afecto, de «presencia» sentimental.

El niño necesita sentir que su madre sigue allí, dispuesta a tranquilizarle o a calmar sus necesidades vitales fundamentales.

Por desgracia, es inútil engañarse, y es preciso hacerse a la idea de que esa necesidad fundamental ya no se corresponde con las posibilidades de la madre en nuestras sociedades modernas.

Esta ya no tiene materialmente la posibilidad de consagrarse por entero a su hijo durante meses como éste desearía. El ritmo y los imperativos de la vida moderna, así como el hecho de que a menudo la madre trabaja, crean un abismo infranqueable entre los requerimientos del hijo y las posibilidades de la madre.

Es preciso pues tratar de conciliar lo inconciliable, es decir las necesidades del niño y las posibilidades de la madre.

Dar el pecho es una condición importante en la relación entre madre e hijo

De todo lo que he expuesto se desprende la importancia de que la madre dé el pecho a su hijo. Se trata del medio más natural y eficaz de estrechar los lazos físicos entre la madre y su bebé.

Además, la leche materna constituye el mejor alimento posible para el recién nacido.
Como explicaré en el capítulo siguiente, debe darse el pecho durante dos meses como mínimo, lo que por otra parte corresponde en diversos países al período legal de reposo posnatal.

Más articulos informativos sobre maternidad e hijos:

amor madre hijo
frase de madre a hijo
poemas de hijo a madre
los hijos
maternidad

miércoles, 17 de agosto de 2011

MARILYN FERGUSON - Maternaje y Tradición Ancestral


Maternaje y tradición ancestral

El hombre,- con su largo período de edad temprana y su preadoles-cencia prolongada, con su excepcional plasticidad, tiene todavía muchas más probabilidades que las ratas y los gatos de dejarse influir por las estimulaciones en su primera infancia.

En Uganda, el niño medio, educado según las costumbres de dicho país, camina a la edad de diez meses, si no es a los siete. El niño ugandés es vigilado de muy cerca por su madre, quien lo lleva con ella a todas partes, acechando con cuidado sus menores deseos. En cuanto intenta sentarse o levantarse, ella le ayuda.

En cuanto intenta hablar, le anima a que lo haga. Entre el quinto y el séptimo mes, el bebé ugandés alcanza el estadio de los bebés europeos dos meses mayores por lo que respecta a la aptitud de hablar, de adaptarse, de comunicarse con el entorno. No obstante, los niños ugan-deses criados por padres que han adoptado las costumbres europeas no muestran ninguna precocidad más allá del primer mes.

MARILYN FERGUSON, La Révolution du cerveau.

lunes, 15 de agosto de 2011

La Maternidad Humana


Hemos visto cómo todas las crías de los mamíferos se benefician en cuanto nacen —y durante su edad temprana— de los atentos y constantes cuidados de su madre.

Esos diversos cuidados, designados bajo el vocablo general de «maternaje», se caracterizan por una unión permanente entre madre e hijo, y por la importancia extrema, vital, de los contactos cutáneos entre ambos. Cualquiera que sea la naturaleza y la variedad de esos contactos, su importancia ha sido subrayada por todos los investigadores.

De todos los mamíferos, incluso los más evolucionados, el bebé humano es el único que no recibe esas atenciones. ¿Por qué?
Montagu enuncia una hipótesis explicativa: los contactos cutáneos, y en especial la estimulación sensorial que representan, no serían indispensables en el hombre porque el feto recibiría dicha estimulación durante la fase de dilatación por medio de las contracciones uterinas.

Es un hecho que la fase de dilatación es en la mujer la de más larga duración de todos los mamíferos.

Sin embargo, los niños nacidos por medio de cesáreas efectuadas antes de que comience la dilatación no se benefician de la acción de las contracciones uterinas. Montagu intenta exponer que la mortalidad es más elevada entre los niños nacidos con cesárea, opinión falsa por completo y que por consiguiente yo rechazo enérgicamente.

Por el contrario, se podría señalar que existen contracciones uterinas, no percibidas por la madre, bastante antes del parto, en el curso de los dos últimos meses del embarazo, y que esas contracciones, en una óptica finalista, podrían desempeñar un papel de estimulación sensorial cutánea.

De modo más verosímil, se puede admitir sin duda alguna que el ser humano ha alcanzado un grado de desarrollo tal en la evolución animal que su cría no necesita esas estimulaciones cutáneas para asegurar el buen funcionamiento de sus órganos después del nacimiento. De hecho, parece que sea sobre todo en los mamíferos inferiores donde dichas estimulaciones cutáneas revisten una importancia primordial.