Entrada destacada

Para evitar la anemia

Ingredientes Col cruda 150 ml de zumo de naranja 1 cucharada de hojas de menta (12 g) 1 cucharada de jugo de limón Preparación ...

Mostrando entradas con la etiqueta el embarazo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta el embarazo. Mostrar todas las entradas

lunes, 28 de mayo de 2012

El Café durante el embarazo


Una cosa molesta que las mujeres embarazadas a veces tienen que hacer frente a se siente como que están siendo juzgados por todo lo que ellos ponen en sus bocas. Por supuesto, hay cosas que no son seguros para comer durante el embarazo y la lista de esas cosas es algo que la mayoría de los obstetras y parteras discutir con sus pacientes embarazadas muy temprano en el embarazo. Por desgracia para las mujeres embarazadas, todo el mundo en la sociedad tiene su idea propia acerca de lo que las mujeres embarazadas deben y no deben comer.

Estos juicios de los demás no podía llegar en peor momento - Quiero decir, vamos, esos deseos son muy difíciles de ignorar. Aun cuando esa señora de pie detrás de ti en la cola en McDonalds está susurrando a su amigo como usted pide un par de hamburguesas dobles con queso. Un alimento que puede ser la causa de muchos una mirada crítico es el café.

Café tiene buen sabor. Lo que es más, puede animarlo un poco si usted se siente cansado. Por lo tanto, es apta para el consumo de café durante el embarazo? ¿Puede usted decir a los murmuradores de juicio detrás de ti en la cola de Starbucks, um, centran su atención en otra parte? Desafortunadamente, no existe un consenso real sobre este tema.

March of Dimes sugiere que las mujeres embarazadas deben consumir 200 miligramos o menos de cafeína cada día. Eso es aproximadamente la cantidad de cafeína en uno, una taza de café doce oz. Consumo excesivo de cafeína se ha demostrado en algunos estudios se asocien a aborto involuntario, sin embargo, otros estudios no han mostrado ninguna correlación.

Otros estudios han asociado la cafeína con la disminución del flujo sanguíneo a la placenta y otras cosas. Además, el café es ácido y puede agravar la acidez estomacal. Yo he experimentado eso, y no es agradable.

Tal vez la mejor manera de ir tan lejos como el café durante el embarazo es que se trate es jugar a lo seguro. Yo no soy médico, ni lo pretendo ser, pero me considero de March of Dimes es una fuente creíble de consejos de salud relacionados con el embarazo.

Una taza de café al día parece ser aceptable, pero se corta por completo la mayoría de los días puede ayudarle a sentirse mejor. Afortunadamente, desde un poco de café parece ser seguro, usted puede satisfacer su antojo de vez en cuando. Si hay espectadores de juicio, tiene que decidir si se debe mirar hacia otro lado o dejar que sus hormonas los que hablen.

viernes, 1 de julio de 2011

Celulitis en el Embarazo


En el transcurso del embarazo puede producirse un acentuamiento de la celulitis; sobre todo en las mujeres propensas a ella o en las que ya significa un auténtico problema. El grado de intensificación depende del cambio del estado hormonal, que hace más lento el drenaje linfático y favorece la retención hídrica.

Lo más efectivo y seguro es seguir una dieta hiposódica (pobre en sal), para evitar que se manifiesten con más virulencia estas indeseadas adiposidades.

Tomar mucho líquido, por lo menos dos litros de agua diarios y no descuidar una sobria actividad física, son otros consejos a tener en cuenta. El movimiento beneficia la circulación sanguínea y ayuda a eliminar todo resto de líquido. Una gimnasia también es útil para prevenir la hinchazón y la pesadez de las piernas y no permitir la aparición o acentuación de microvárices.

Lo ideal es caminar 30 minutos todos los días, a paso vivo y metódicamente. No se aconseja durante estos 9 meses una actividad física fuerte para no correr riesgos de golpes o agotamientos. En este período conviene desechar rotundamente la práctica de la equitación, la bicicleta o el esquí.

Se recomienda la natación por ser un ejercicio completo y relajante, que se puede practicar hasta el noveno mes de embarazo sin ningún problema, porque en el agua desaparece la percepción del peso de la panza. Puede ser beneficioso, también, hacer ejercicios de yoga.

jueves, 23 de junio de 2011

Mujer embarazada


Se dice: la mujer embarazada es más hermosa- Es verdad, está científicamente comprobado que es así. Pero también es cierto que, durante esos 9 meses, se corren riesgos de que aparezcan imprevistamente desarreglos estéticos que con un tratamiento previo se pueden evitar.

Las estrías pueden dejar de ser una amenaza constante, valiéndose de una buena crema hidratante. Microvárices, hinchazón en las piernas, empeoramiento de la celulitis pueden combatirse con una cuidada dieta alimenticia. El clásico aumento de peso no tiene por qué producirse, si se conviene controlarlo mes por mes. ¿Cómo responder inteligentemente al mito de que la embarazada debe "comer por dos"?

La mayoría de las mujeres vive el embarazo como una etapa gloriosa de la femeneidad. Poco a poco el cuerpo se va ensanchando y poniéndose en evidencia.

Hasta no hace muchos años, ese período era considerado por algunas mujeres, como un contratiempo. Sobre todo si se movía en el mundo de las imágenes. Se conocen casos de actrices de cine que se ocultaron durante meses y lo vivieron como un verdadero castigo. Inclusive hubo algunas que hasta renunciaron a ser madres, por no ajear su cuerpo o ante la posibilidad de tener que dejar, temporariamente, su trabajo.

La realidad de los '90 presenta esta circunstancia de una forma bien distinta. Demi Moore la bellísima protagonista de Propuesta indecente, llegó hasta a posar desnuda para la tapa de la revista Vanity Fazr, mostrado su panza de casi 9 meses. En la actualidad, esperar un hijo es una experiencia que ninguna mujer quiere dejar de tener y la vive sin inhibiciones, liberada ya de viejos mitos. Atraviesa su gravidez como el momento más precioso de su vida.

Ocurre que hoy es mucho más fácil superar esa transformación que sufre el cuerpo, ya que gracias a numerosas investigaciones, existen tratamientos dermacosméricos y alimenticios que ayudan a transcurrir ese período sin dificultades estéticas y, una vez producido el parto, recuperar en fl breve tiempo la antigua figura. Aun en las mujeres mayores de 35 años, como está ocurriendo cada vez con más frecuencia, la maternidad ha dejado de ser un tema preocupante, porque se tiene la seguridad, que con mínimas precauciones, después del nacimiento del bebé se puede volver a lucir esbelta y atractiva.

Aquí encontrará una guía fácil y práctica, con los últimos avances científicos y también buenos consejos para que, durante los meses de espera, puedan conservarse al tope de la belleza, previniendo posibles problemas estéticos. Luego, una vez producido el nacimiento, podrá continuar con un tratamiento sencillo, que le permitirá prolongar los resultados obtenidos.

domingo, 27 de febrero de 2011

La Herencia en el Embarazo


Tenemos unos padres de ojos marrones, cada uno de los cuales tiene algún ascendiente de ojos azules. Ambos llevan en sus cromosomas el carácter que indica ojos azules, si bien en estado recesivo, pues de lo contrario los dos tendrían los ojos de ese color.

Si el azar hace que cada progenitor transmita al niño el carácter «ojos azules», éste es reforzado y se convierte en dominante; por consiguiente, el niño puede tener los ojos azules.

Esta transmisión de las particularidades físicas se da igualmente en el caso de las características morales, los rasgos del carácter y las dotes artísticas, si bien en este campo las cosas no resultan tan claras, dada la influencia preponderante del ambiente (entorno social, educación, amistades, etc.), que impone su impronta particular.

Es asimismo indiscutible que ciertas «debilidades» constitucionales o ciertas afecciones pueden ser transmitidas por la herencia. Citemos las «tendencias» hereditarias más conocidas: reumatismo, fragilidad venosa y varices, diabetes, asma, etc. Respecto a las enfermedades de transmisión hereditaria, citaré la hemofilia, el albinismo, ciertas sorderas, etcétera.

La posible existencia de esas taras en estado recesivo, es decir oculto, explica por qué los matrimonios consanguíneos son absolutamente desaconsejables. El hecho de tener los mismos ascendientes aumenta el riesgo de que ambos progenitores tengan la misma tara en estado recesivo, favoreciendo su aparición en el niño.

Resumiendo, queda claro ahora que tu hijo va a recibir en herencia una multitud de posibles características físicas e intelectuales, que se combinarán o se eliminarán unas a otras, siguiendo las leyes de la genética y las leyes que rigen las matemáticas de los grandes números.

La complejidad de tales procesos hace que al final las características del niño parezcan depender del azar, si bien con una clara pero imprevisible influencia de los ascendientes más directos: los padres y los abuelos.

lunes, 21 de febrero de 2011

Molestias en el Embarazo - Pérdidas y Trastornos Nerviosos


Pérdidas vaginales
Hay que distinguir entre el flujo de sangre y la leucorrea. Las pérdidas de sangre son absolutamente anormales; si se presentan, debes acudir al médico de inmediato. Pueden ser síntoma de una evolución anormal del embarazo, o de un riesgo de interrupción del mismo.

La leucorrea o pérdidas blancas son por el contrario bastante frecuentes en el curso del embarazo, el cual parece favorecer las pequeñas infecciones vaginales. Debes informar al médico, quien por lo general pedirá un análisis clínico del flujo, a fin de poder identificar el microbio responsable y prescribir el tratamiento adecuado.

Muy a menudo se trata de infecciones leves, debidas a hongos (micosis, Candida albicans), parásitos (tricomonas) o diversos gérmenes (estreptococos, enterococos, colibacilos, etc.).

Trastornos nerviosos
A pesar de que la irritabilidad, el insomnio, las palpitaciones y la inestabilidad de carácter se manifiestan con mayor frecuencia al principio del embarazo que al final del mismo, debes consultar al médico, quien sin duda te prescribirá tranquilizantes innocuos, a fin de procurarte al menos un sueño reparador.

sábado, 19 de febrero de 2011

Molestias en el Embarazo - Dolor de cabeza, palpitaciones y sensación de ahogo


Dolores de cabeza
No son raros. Traducen por lo general trastornos digestivos, en especial de la vesícula biliar. Si fueran persistentes o se repitieran con frecuencia, sobre todo hacia el final del embarazo, no dudes en acudir al médico, pues podrían ser síntoma de hipertensión arterial, en especial si van acompañados de manchas en la visión y zumbido de oídos.

Palpitaciones y vértigo
Las palpitaciones producen la impresión de que el corazón va demasiado rápido, y pueden ir acompañadas de una sensación dolorosa en la zona del corazón. No suelen durar más que unos instantes. Pueden asimismo presentarse con —o ser sustituidas por— una sensación de vértigo, de que «todo gira», de que se va a perder el sentido.

Tales trastornos son frecuentes en la mujer encinta, y son síntoma en realidad de fenómenos nerviosos, intensificados en los últimos meses por la presión que el fondo del útero ejerce sobre el diafragma.

Si se repiten esas molestias, debes consultar al médico, aunque sólo sea para que pueda tranquilizarte tras auscultarte y pedirte, si fuera necesario, un recuento de glóbulos rojos, a fin de descubrir una eventual tendencia anémica.

Sensación de ahogo
La tendencia a sofocarse al menor esfuerzo se debe a la presión que ejercen los órganos abdominales —comprimidos a su vez por el dilatado útero— sobre el diafragma y los pulmones. Tal tendencia se irá pues acentuando a medida que el útero aumente de tamaño, llegando incluso a molestar en posición horizontal. Trata de dormir un poco incorporada, con la ayuda de dos almohadones.

viernes, 18 de febrero de 2011

Malestares del Embarazo - flatulencias y Diarrea



Flatulencia o sensación de vientre hinchado

Esta sensación, que suele ir acompañada por una frecuencia de emisión de gases mayor de lo normal, traduce un exceso de fermentación digestiva, a menudo relacionada con una irritación del intestino grueso (colitis).

Debes suprimir los alimentos que tienden a fermentar (col, legumbres secas), y evitar el exceso de ensaladas y verduras. Pídele al médico un producto adecuado (bismuto, por ejemplo).

Diarrea

Es muy frecuente en las embarazadas, y parece agravarse hacia el final del embarazo. Es preciso tratarla, en especial porque para muchos médicos juega un papel muy importante en la aparición de infecciones urinarias, sobre todo de colibacilos.

El tratamiento básico consiste en beber diariamente un litro y medio —como mínimo— de agua mineral sin gas fuera de las comidas. No olvides el salvado, sea en forma de biscotcs, galletas o pan integral.

Es recomendable evitar las bebidas gaseosas —pues favorecen la flatulencia y la colitis—, la fruta y los zumos de fruta, alimentos en exceso azucarados; el azúcar es un agente diarreico particularmente temible. Por consiguiente, debes reducir o suprimir los alimentos que contengan azúcar.

Por otra parte, no debes utilizar supositorios de glicerina ni los medicamentos por vía rectal (Microlax); los gastroenterólogos (médicos especializados en la digestión) consideran que tales medios favorecen la irritación del intestino. En resumen, consulta al médico, pues las causas de la diarrea son múltiples y complejas, y corres el riesgo de agravar tus trastornos.

Normalmente, el médico te prescribirá un laxante suave y no irritante; y también puedes tomar al acostarte una cucharada sopera de aceite de parafina, que regula la función intestinal. Te recomiendo, asimismo, que acostumbres ir al servicio a la misma hora cada día, aunque no tengas ganas, pues esa regularidad creará un reflejo favorable.

Más articulos informativos sobre malestares en el embarazo:

malestares del embarazo
cuidado en el embarazo
etapas de un embarazo
dieta durante el embarazo
molestias embarazo
 

lunes, 14 de febrero de 2011

Malestares del Embarazo - nauseas, vómitos y dolores


Las pequeñas molestias que aparecen a lo largo del embarazo a menudo se intensifican en los últimos meses. Debes hablar de ellas al médico y no descuidarlas, ya que pueden ser síntoma de una afección más grave. Incluso aunque sean de índole benigna, que por suerte es el caso más frecuente, merecen que le pidas a tu médico un atamiento adecuado.

Nauseas y vómitos
Se suele decir que forman parte del cuadro normal de los tres puñeros meses del embarazo, ya que se hallan presentes en más de la mitad de las mujeres encinta; sin embargo, deben desaparecer espontáneamente a partir del cuarto mes.

Su anormal persistencia más allá de éste sería síntoma de una enfermedad preexistente, del eslómago o de la vesícula biliar sobre todo.
La presencia de vómitos al final del embarazo puede suponer la existencia de una complicación específica del último trimestre del embarazo: la toxemia. No dejes pues de informar al médico.

Dolores y ardores gástricos (pirosis)
La pirosis es una sensación de ardor que sube del estómago hacia la boca. A menudo de gran intensidad, sobreviene generalmente después de las comidas.

El tratamiento de esta dolencia consiste en la ingestión de ciertos productos, en particular gel de aluminio.

El bicarbonato sódico, así como todos los medicamentos que lo contienen, está contraindicado; por una parte, no hace sino aumentar los trastornos, y por otra, aporta una considerable cantidad de sodio, lo que facilita la retención de líquidos. Debes suprimir de tu alimentación todos los alimentos ácidos (cítricos, tomates, ciertos zumos de fruta, ensaladas y platos a base de vinagre), el vino blanco y el tinto tipo beaujolais y los preparados demasiado salados (la mayoría de fiambres y embutidos). En lugar de las dos comidas fuertes tradicionales, es mejor tomar varias comidas ligeras.

sábado, 5 de febrero de 2011

Calambres embarazo


Es decir: ustedes mismas van a asegurar el aporte de oxígeno que el organismo necesita para su trabajo. ¿Qué pasa cuando un músculo trabaja en un medio pobre de oxígeno? En general trabaja mal: sufre. Y este sufrimiento se traduce por dolor. El mejor ejemplo de esto lo tenemos en los calambres musculares de la pantorrilla que les aqueja a muchas de ustedes, sobre todo en los últimos meses del embarazo. ¿Qué es un calambre? ¿Por qué tienen a menudo calambres las embarazadas? El calambre no es más que la contracción permanente de un músculo cansado, agotado, por haber sido sometido a un trabajo permanente. La embarazada, por la presencia del propio embarazo, debe adoptar actitudes especiales de su cuerpo, para poder mantener la posición de equilibrio, estando de pie. Esto hace que los músculos de la pantorrilla estén casi permanentemente contraídos: se cansan, se agotan y entran en contracción permanente: el calambre.

viernes, 4 de febrero de 2011

Embarazo - Respiración


Respiración torácica.

Respiración torácica. Normalmente nosotros realizamos la llamada respiración torácica, es decir, con el pecho. Esta consta de dos tiempos. El primer tiempo, que consiste en la entrada del aire en los pulmones, se llama inspiración. Para realizar la inspiración, los músculos del cuello, los pectorales y los músculos intercostales, se contraen. La caja torácica se ensancha por la elevación de las costillas y el aire entra en los pulmones por la diferencia de presión que se establece.

Los pulmones tienen una pared elástica y entonces se dilatan por la presión del aire. El segundo tiempo, la espiración, consiste en la salida del aire de los pulmones. Basta dejar en reposo los músculos nombrados anteriormente y el aire sale de los pulmones expulsado por la propia elasticidad de éstos, salvo una pequeña cantidad, llamada aire residual, que para expulsarlo debemos hacer un esfuerzo. Podríamos comparar los movimientos respiratorios a lo que pasa con una pelota de fútbol: cuando se infla, el aire entra a presión y distiende la goma. Para que salga ese aire basta desatar el "piripicho" de la pelota y el aire sale solo, expulsado por la elasticidad de la goma.

Tercer Trimestre - El más difícil en el Embarazo


Sin duda, los tres últimos meses te parecerán los más largos de todo el embarazo, y el sentimiento de que «esto no se acaba nunca» se agudizará en los últimos días. La espera desde luego es larga, una vez superado el asombro y la fascinación de los primeros meses.

De pronto, te sientes impaciente, ardes en deseos de ver y acariciar a esa criatura que sientes moverse dentro de ti desde hace semanas, semanas que te parecen años.

Sin embargo, debes tener paciencia, incluso aunque el vientre te pese cada vez más y sientas pesadez en las piernas. No hagas caso de esas pequeñas molestias de tu estado que te asaltan cada vez con mayor frecuencia, no te impacientes, pues los tres últimos meses son muy importantes para tu hijo; es el momento de «dar los últimos toques», el momento en que el niño adquiere por completo el alto grado de perfeccionamiento que hace del ser humano el animal más extraordinario del planeta.

El bebé va a dar un perfecto acabado a la fabricación de sus órganos, en particular el cerebro, los pulmones y el hígado. Eso explica por qué un nacimiento prematuro es perjudicial para el niño, y será más perjudicial cuanto más prematuro sea. Si bien a partir de los ocho meses se puede considerar que el niño ha concluido, prácticamente, su «puesta a punto», antes de los ocho meses, por el contrario, pueden surgir ciertas dificultades a causa de la maduración incompleta de los centros respiratorios, el hígado y el cerebro. Así pues, el niño requiere un mínimo indispensable de ocho meses para alcanzar el grado de madurez necesario.

Al mismo tiempo, tu hijo aumentará de talla y peso. Al concluir el séptimo mes de embarazo medirá 35 cm, aproximadamente, y pesará de 2.000 a 2.500 g; al final del octavo mes, las cifras serán 45 cm y de 2.500 a 2.800 gramos. Y en el momento de su nacimiento, la talla del bebé es de 50 cm y pesa entre 3.00 y 3.500 g, como término medio.

Finalmente, manifiesta su presencia moviéndose, de un modo más o menos violento y continuo. Al comienzo del cuarto mes del embarazo, percibes por primera vez su movimiento, con gran estupefacción y alegría. Después lo notas muy claramente varias veces al día, y el niño se manifiesta incluso durante la noche, despertándote.

Sus movimientos pueden producir «protuberancias» sobre tu vientre, en el lugar en que apoya la cabeza o las extremidades, pero dichas protuberancias son siempre localizadas, muy distintas de las contracciones, las cuales provocan un endurecimiento global de la pared uterina. Las contracciones son casi siempre anormales durante el embarazo, y debes consultar al médico si éstas se producen.

Por otra parte, el niño tenderá a calmarse y a moverse más suavemente y con menor frecuencia durante el último mes, lo cual no debe inquietarte. Sin embargo, no sería normal que dejaras de sentir sus movimientos; de ser así, no dudes en avisar al médico de inmediato.

martes, 1 de febrero de 2011

Embarazo peso


El peso extra durante el embarazo
Durante este período que les falta para el parto, ustedes van a practicar diariamente los ejercicios de respiración abdominal. Ello les permitirá aprender a manejar el diafragma y los músculos del vientre, a la vez de tonificarlos. Pero la repetición de estos ejercicios les
reportará grandes beneficios.


El desarrollo del embarazo provoca importantes modificaciones: en el vientre se desarrolla una enorme masa cuyo peso oscila alrededor de los 7 kilos: 3 1/2 kilos del feto; 1 1/2 kilos de líquido amniótico; 1 kilo de útero; 1/2 kilo de placenta.

jueves, 27 de enero de 2011

El pelo después del embarazo


Nueva vida para el pelo sufrido

Mechones perdidos de un tono desvaído, pérdida de pelo evidente en algunos sectores de su cabeza; el pelo pide socorro, fisiologia del embarazo. El postparto admite una permanente herbal o una tintura suave que devuelva al cabello un tono natural. Un buen baño de crema o un producto que esparza sobre el pelo una rica película humectante logrará efectos encantadores, musculo voluntario.

No existen excusas: en realidad, la desidia es un pecado y no hay niño hermoso con una mamá desaliñada.

martes, 25 de enero de 2011

Técnicas de relajación


Métodos de relajación

Método por razonamiento o método americano: (Jacobson).

Es fácil comprender su fundamento, si recuerdan cómo trabaja un músculo. Para que un músculo se contraiga, es necesario que la orden parta del cerebro. Al llegar al músculo, éste se contrae, disminuye de tamaño, y por la compresión de los filetes sensitivos ustedes perciben en el cerebro la sensación de la contracción.

Por ejemplo: ustedes quieren doblar el antebrazo, mientras otra persona se opone a este movimiento. Ustedes provocan una contracción fuerte del bíceps para vencer esa resistencia. En ese momento, perciben claramente la contracción del músculo. Si ustedes entonces aflojan de golpe, el músculo deja de contraerse, entra en relajación. Si repiten este ejercicio con cada segmento del miembro superior primero, luego del nuembro inferior, luego de la nuca, del tronco, etc, van aprendiendo a reconocer cuando cada grupo de músculos se contrae o se relaja.

domingo, 28 de marzo de 2010

Embarazo e incompatibilidad


Embarazo e incompatibilidad

Existen diversos tipos de "incompatibilidad" entre las personas para poder concebir. Puede haber alteraciones del "factor cervical", esto es la normal relación que debe existir entre los espermatozoides y el moco del cuello uterino, u otras del tipo inmunológico (felizmente muy poco frecuentes), que impiden que se implante o desarrolle normalmente el huevo en la cavidad uterina, De todas formas, esto representa una muy pequeña fracción del total de aquellas parejas que tienen problemas de fertilidad (del 5 al 15 por ciento del total de la población de los distintos países).

miércoles, 24 de marzo de 2010

Cuerpo embarazo


Relación cuerpo - cuello

Es habitual que toda persona después de comer descanse. La propia legislación del trabajo obliga a ello. ¿Por qué? Porque si durante la digestión realizamos un esfuerzo, la digestión se hace mal, el estómago funciona mal. Lo mismo pasa con el útero. El trabajo inútil que las señoras no preparadas realizan agota al sistema nervioso y esto repercute sobre la sinergia funcional que debe haber entre el cuerpo y el cuello del útero.

Al alterarse esta relación cuerpo-cuello, puede suceder que a cada contracción uterina, el cuello en lugar de dejarse distender, responda con una contracción: es lo que se llama espasmo del cuello del útero. Se vuelve rígido, duro, y el parto se detiene. Por otra parte es este uno de los factores que favorece la aparición del dolor, dado que representará desde ese momento una resistencia que se opone al progreso de la dilatación. Justamente esto es lo que a menudo vemos en personas nerviosas, descontroladas, excitadas. Ustedes habrán sentido decir muchas veces: "no se le hizo la dilatación".

miércoles, 10 de marzo de 2010

Embarazo tabaco


Tabaco y embarazo

Las parejas de fumadores tienen mayor incidencia de esterilidad comugal. No está debidamente aclarado el mecanismo por el cual el hábito de fumar incide en la producción de espermatozoides y en la ovulación, pero seguramente tiene relación con la actividad "vasoconstrictora" de la nicotina (disminución del calibre de las arterias que llevan información hormonal a los testículos y a los ovarios). Un cigarrillo diario ya es mucho. Si trabajar en un lugar junto a compañeros que fuman es demasiado, un atado por día es... (sin palabras).

sábado, 27 de febrero de 2010

Dos meses de embarazo


Dos meses de respiración abdominal

Pues bien: durante estos dos meses que van a practicar los ejercicios de respiración abdominal, el diafragma, en cada contracción, actuará como una bomba que sube y baja dentro del vientre. Comprime toda la esponja vascular del abdomen y la pelvis y facilita la circulación de la sangre de abajo hacia arriba, hacia el corazón.

Esto se traduce en una mejor irrigación de los miembros inferiores y al cabo de pocos días, aquella de ustedes que sufría de calambres, notará que estos van desapareciendo. Esta mejor circulación la van a notar también de otra manera: los primeros días que hagan los ejercicios respiratorios, notarán que el feto se mueve mucho más. Tan es así que algunas mujeres se asustan y dejan de hacerlos, hasta confirmar en una nueva clase que no hay ningún peligro para el feto.

viernes, 26 de febrero de 2010

Fisiologia del embarazo


Segundo grupo de músculos y el embarazo

Un segundo grupo de músculos son los llamados músculos Usos, cuyo trabajo nosotros no podemos dirigir; nosotros no podems actuar directamente sobre ellos. Estos músculos forman la pared de todas las vísceras: estómago, intestino, vejiga, útero. Su acción está controlada por mecanismos nerviosos, humorales, hormonales, etc.,

Nosotros no podemos hacer que el estómago se contraiga o deje de hacerlo. Ustedes no pueden, hacer que el útero se contraiga o no. Ninguna puede decir "deseo que mi parto se haga hoy" porque son incapaces de provocar la contracción uterina. De la misma manera : una vez que el parto ha empezado, ustedes no pueden decir: "no deseo tener el parto hoy'', porque son impotentes para frenar los mecanismos que lo han desencadenado.

Por tanto les es absolutamente imposible actuar sobre ese grupo de músculos. Vamso a ver más adelante que indirectamente vamos a poder influenciar sobre su funcionamiento.

miércoles, 24 de febrero de 2010

Embarazo fisiologia


Primer grupo de músculos y el embarazo

Se pueden dividir los músculos de nuestro cuerpo en dos grandes grupos:

Un primer grupo de músculos, llamados músculos voluntarios, es decir, músculos cuyo trabajo depende de nuestra voluntad. Nosotros podemos hacer que estos músculos se contraigan (trabajo) o estén en reposo (relajación), según nuestra voluntad.

Cuando queremos tomar un objeto, movemos un brazo, cerramos la mano, etc. Estos movimientos, esta actividad muscular es dirigida, es consciente. Dentro de este primer grupo vamos a diferenciar:
a) los músculos esqueléticos, que son los que cubren todo el esqueleto. Son los músculos de la nuca, miembros superiores e inferiores, músculos del dorso. Todos ellos trabajan (se contraen) según nuestros deseos.

b) el diafragma y los músculos de la pared del vientre. También estos músculos trabajan (se contraen), de acuerdo con nuestros deseos. Esto es lo que pretendemos al enseñarles la respiración de tipo abdominal, que sepan dirigir el trabajo de estos músculos.