Entrada destacada

Para evitar la anemia

Ingredientes Col cruda 150 ml de zumo de naranja 1 cucharada de hojas de menta (12 g) 1 cucharada de jugo de limón Preparación ...

Mostrando entradas con la etiqueta preguntas embarazo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta preguntas embarazo. Mostrar todas las entradas

miércoles, 25 de febrero de 2015

Cuarentena: mitos y verdades


 #cuarentena #posparto #pospartocuarentena #sexualidadembarazo #preguntasembarazo

Cuarentena o guardia son nombres populares para el puerperio, la vida paso de la mamá que comienza después de que nazca el bebé. Además de la atención del nuevo miembro de la familia, la madre también debe cuidar de su recuperación después del embarazo y el posparto.

Hay verdades y mentiras en torno a esa etapa. Lo ideal es buscar a su obstetra y tener una buena conversación para que se aclaren todas las dudas.

El período posparto puede ocurrir hasta la sexta u octava semana del posparto, un período en que los órganos reproductivos vuelven totalmente a su estado normal, como el útero, que durante el embarazo aumenta 50 veces su tamaño y necesita ese tiempo para recuperarse.

La región en la que fue la placenta son pequeñas úlceras que sanan durante el puerperio. Si se supera ese tiempo, las heridas no se curan y la mujer está en riesgo de contraer una infección. La fiebre es un síntoma de la infección. Si esto ocurre, vaya inmediatamente a la recomendación hecha médico también si el sangrado normal después del parto no disminuye hasta los 40 días.

La vida de la madre no es fácil - La episiotomía (corte entre el ano y la vagina para facilitar el paso del bebé) puede ser necesario para el parto normal. Se dan algunos puntos, por lo que la región puede llegar a ser hinchado y doloroso. Para aliviar la hinchazón, es recomendable poner una bolsa de hielo.

Si el dolor aparece en el momento de ir al baño, el médico puede indicar laxantes para facilitar las primeras evacuaciones. Recuerde, la Madre: la realización de la higiene es más de lo necesario, por lo que un baño de asiento con productos recomendados por su médico.

El día a día, se debe reanudar gradualmente; Mamá necesita descansar. El sueño es esencial para evitar la fatiga e irritación. Esto no significa que tengas que mentir toda la cuarentena. Los ejercicios que hacen las mujeres a sentarse, pararse y caminar a estimular los músculos abdominales de nuevo a normal - después de 15 días músculos han recuperado el 70% de su forma anterior.

Peso de la carga como el cachorro mayor, se debe evitar por lo menos durante los primeros 30 días.

Verdadero o falso? - Dos mitos muy difundidos es que durante este período no hay posibilidades de quedar embarazada y que no deben lavarse el pelo. ¿Cuánto mentira. Aunque la posibilidad de quedar embarazada puede reducirse a causa de la lactancia materna, existe, sí, y lo que se requiere la prevención del riesgo. Y en el primer día de la madre puede lavar la cabeza.

Otro dato: el cabello se cae debido a la variación en el tipo de hormonas de algunas mujeres que escenifican. No te preocupes, es sólo temporal. El respeto de los cambios de su cuerpo, puerperio hará sin mayores problemas y preocupaciones. Y pensar que papá no sufre nada de esto. Puede?

Cuidado - El dolor es la madre de termómetro esfuerzo. Es la misma mujer que va a trazar la línea en su vida cotidiana. Normalmente, el plazo de 45 días, la mujer ha sido servicios para el hogar sin dificultad. Está prohibida Ejercicios físicos. Nadar y caminar sólo después de 45 días. Gimnasia y corriendo después de dos meses, para los deportes de equipo deben esperar tres meses.

El acto de conducir un coche, pisando los pedales, requiere el trabajo de los músculos abdominales y el perineo (área entre el ano y la vagina), que menoscabe la curación, y esto impide a las mujeres conducir en el primer mes después del parto.

¿Cuánto tiempo esperar para tener relaciones sexuales?

Otro impedimento en el primer mes es el sexo. Los vasos del útero, donde una vez estuvo la placenta están abiertas, como ya se ha mencionado, y no hay riesgo de contaminación e infección. La fricción del pene durante la penetración también causan dolor. El sexo debe comenzar lentamente y poco a poco.

Realizar una dieta rica en fibra y líquidos para estimular el intestino y evitar que los gases.

La razón pechos agrietados y se ponen demasiado dolor puede ser el enganche mal. Pida la dirección.

Triste y cansado es normal, pero si interfiere con su día a día y en el cuidado del bebé, informe a su médico.

jueves, 19 de enero de 2012

Uso del cinturón en el embarazo


El cinturón en el embarazo

Felizmente, todos los médicos un poco al día se muestran poco partidarios de él. No ofrece ningún interés, todo lo contrario. Son los músculos de la banda abdominal los que deben sostener el útero, y no un vulgar cinturón de embarazo.

No les impidas hacer su trabajo, pues se debilitarían muy de prisa y te encontrarías después del alumbramiento con un vientre blando y flaccido. Si quieres sentirte un poco más sujeta, haz trabajar los músculos.

Varios de los ejercicios de la sesión de gimnasia están destinados de manera especial a ellos.

La banda abdominal es un cinturón de músculos. Oblígales a cumplir su papel. Los necesitarás en el momento del parto y después de él.

sábado, 30 de abril de 2011

Placenta Previa


¿Qué es la placenta previa?

I'raevia es un término latino que significa «delante del camino». La placenta previa es una placenta que se encuentra insertada, anormalmente, en la parte baja del útero, cerca del cuello, y que en consecuencia constituye un obstáculo para la abertura del mismo; un obstáculo «delante del camino» del feto.

Durante el embarazo, esta placenta situada en una zona anormal tenderá a producir contracciones y a sangrar por efecto de las mismas. Así pues, el riesgo es doble: hemorragia y parto prematuro. Afortunadamente, el tratamiento (reposo, medicamentos que calman el útero) suele ser eficaz.

En el parto, la placenta previa sangrará, entorpecerá la abertura del cuello del útero y podrá constituir un obstáculo en el descenso del niño. En los casos difíciles, el médico no dudará en recurrir a la cesárea, la cual resolverá todos los problemas.

Su diagnóstico es fácil, y se basa en la ecografía, que visualiza la placenta y precisa su ubicación exacta.

viernes, 29 de abril de 2011

Embarazo de Gemelos


¿Es posible saber si espero gemelos?

Si me planteas esta pregunta es sin duda alguna porque ha habido gemelos en tu familia o en la de tu marido. En efecto, hay más probabilidades de tener gemelos si ya se han dado casos en el pasado, pues se trata de un carácter hereditario que multiplica por dos o tres la probabilidad de tenerlos.

Aparte de ese factor familiar, el concebir gemelos se debe habitualmente al azar (uno de cada cien embarazos); la causa es, bien la división en dos de un único huevo, lo que es muy raro y da lugar a Sos gemelos propiamente dichos, o bien —con mucha mayor frecuencia— a la fecundación de dos óvulos distintos por dos espermatozoides distintos, lo cual da lugar a los falsos gemelos, o mellizos, que no se parecen más entre sí que los hermanos y hermanas procedentes de distintos embarazos.

Parece ser que ciertos tratamientos utilizados para luchar contra la esterilidad favorecen la concepción de mellizos, incluso trillizos o cuatrillizos, si bien se ha exagerado mucho ese riesgo, pues tal embarazo sólo sigue produciéndose en casos excepcionales.

Se sospecha la existencia de gemelos cuando el útero alcanza un volumen anormalmente grande (lo cual es lógico, pues contiene dos fetos en lugar de uno). El médico puede reconocer, por medio de una palpación minuciosa del útero, las dos cabezas de los niños, y oír los latidos de ambos corazones con una atenta auscultación.

De hecho, el modo más sencillo de detectar un embarazo de gemelos es la ecografía, ya sea efectuada en modo sistemático en el curso del primer trimestre, o bien requerida ante el desmesurado tamaño del útero. La ecografía muestra con claridad los dos fetos y los dos huevos (con menos frecuencia, un sólo huevo) y, repetida, permitirá controlar la vitalidad de cada uno de ellos.

Quisiera agregar que un embarazo de gemelos suele terminar antes de la fecha prevista para el alumbramiento, dada la gran distensión del útero, lo que da lugar al nacimiento de niños prematuros, cuyo escaso peso puede a veces plantear problemas de crianza. Por otra parte, el mismo parto es más largo y laborioso que un parto ordinario.

Por todas esas razones, el embarazo de gemelos se considera arriesgado, y debe estar sujeto a una vigilancia especial. El parto deberá tener lugar en una maternidad moderna, que cuente con un centro de prematuros o tenga alguno cerca.

miércoles, 27 de abril de 2011

La Placenta


¿Qué es la placenta?

La placenta es el lazo de unión entre tu hijo y tú. Por poner un ejemplo, yo diría que la placenta es a! niño lo que las botellas de oxígeno al submarinista; el cordón umbilical representaría el tubo que une al buceador con las botellas. En realidad, la función de la placenta es mucho más compleja, pues no sólo se trata de administrar oxígeno al niño, sino asimismo de proporcionarle todos los elementos nutritivos que necesita.

Desempeña además otros muchos papeles complejos, puesto que a partir del tercer mes del embarazo fabrica notables cantidades de hormonas (foliculina y progesterona), destinadas a asegurar la prosecución del embarazo.

En el momento de su expulsión, la placenta se presenta como una gruesa torta más o menos regular, de unos veinte centímetros de diámetro y con un peso de unos quinientos gramos. Presenta dos caras: una cara lisa y brillante, la cara fetal sobre la que se inserta el cordón umbilical y que estaba en contacto con el líquido amnióiico, y otra rugosa, rojiza, que era la que se hallaba insertada contra la pared del útero. Alrededor de la placenta se insertan las membranas que rodeaban al niño y al líquido amnió-lico, saco contenido a su vez en el útero. El fondo de ese saco es lo que constituye la bolsa de las aguas cuando el cuello comienza a abrirse.

La placenta tiene una constitución mixta; proviene a medias del huevo y del útero. Esas dos mitades, en forma de semicírculo, se hallan muy pegadas la una a la otra, y la placenta se encuentra así lijada en la pared del útero, en general en la parte más alta. Se une al ombligo del feto por medio del cordón umbilical, que flota en el líquido amniótico.

Constituye pues un órgano indispensable para el crecimiento del niño; le sirve al mismo tiempo de pulmones, de hígado, de glándulas secretoras, etc. Durante el embarazo, si el médico te pide análisis para verificar el nivel de hormonas es a fin de asegurarse del buen funcionamiento de la placenta, puesto que, como hemos visto, ésta segrega hormonas.

En el momento del nacimiento, cuando el niño sale al exterior, permanece unido a la placenta (que sigue en el interior del útero) por medio del cordón umbilical. El partero secciona el cordón de inmediato, o tras unos minutos. Quince o veinte minutos después de la salida del niño, la placenta se despegará espontáneamente, y será extraída de la vagina por el médico; es lo que se denomina expulsión.

La expulsión es pues la salida de la placenta y de la porción de cordón umbilical que permanece unido a ésta después de la salida del niño. Va acompañada de una ligera hemorragia, que corresponde al desprendimiento de la placenta y que no rebasa los doscientos centímetros cúbicos.

sábado, 23 de abril de 2011

Alumbramiento - que hacer si se pasa la fecha


¿Qué hacer si me paso de la fecha prevista para el alumbramiento?

No debes inquietarte. Como ya te he explicado, la fecha fijada por el médico no es sino orientativa.

Lo único que debes hacer es consultar al médico, a fin de que pueda tomar las decisiones que juzgue oportunas.

Rebasar en algunos días la fecha prevista para el parto (lo que los médicos denominan «salir de cuentas») es un fenómeno bastante frecuente y sin gravedad alguna. Por el contrario, si el retraso es superior a ocho días, el médico llevará a cabo una especial vigilancia, pues una prolongación anormal del embarazo es desfavorable para el niño.

Sin embargo, el problema consiste en saber si se ha rebasado realmente el embarazo más allá de los nueve meses, eventualidad muy rara, o bien —lo que resulta mucho más frecuente— si se trata de un error en el cálculo de la fecha del parto (dado el gran número de variaciones posibles en la determinación de la fecha exacta de la ovulación).

Ese riesgo justifica la realización, por parte del médico, de un cierto número de controles, a fin de detectar un comienzo de sufrimiento del niño, único testimonio de un embarazo anormalmente prolongado.