Entrada destacada

Para evitar la anemia

Ingredientes Col cruda 150 ml de zumo de naranja 1 cucharada de hojas de menta (12 g) 1 cucharada de jugo de limón Preparación ...

Mostrando entradas con la etiqueta nutrición. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta nutrición. Mostrar todas las entradas

viernes, 10 de mayo de 2013

Recetas para embarazadas y para bebés


Ingredientes

1 lata de leche condensada
2 cucharas (sopa) de compuesto en polvo sabor fresa
1 cucharada (cucharadas) de mantequilla baja
1 paquete de gelatina de fresa

Azúcar cernida

Preparación

Mezcle los ingredientes y cocine a fuego bajo. Agitar para aflojar la parte inferior de la sartén. Colocar en un plato hondo y dejar enfriar a encresparse. Las manos de grasa con mantequilla para hacer bolas con la masa. La medida puede ser una cucharadita (tsp). Cuando todo se deshace, rodar en el azúcar cernida y servir.

viernes, 12 de abril de 2013

Jugo tricolor


Ingredientes

1 taza de jugo de naranja de tamaño mediano-file
1/4 de remolacha cruda
2 cucharadas de zanahoria cruda
1/4 cucharada de hojas de menta

Preparación

Retire la cáscara de remolacha y zanahoria. Batir todos los ingredientes en la licuadora y ¡voilá!

lunes, 8 de abril de 2013

Bueno para los intestinos


Ingredientes

La mitad de una pulpa de fruta de la pasión
Media taza de agua
1 cucharada llena de semillas de linaza
1 taza de té de manzanilla frío

Preparación

Prepare el té de manzanilla y deje que se enfríe. Coloque en la licuadora batir la pulpa de maracuyá y tensa, agua, té y semillas de lino. Batir bien. Endulzar y servir inmediatamente después.

domingo, 10 de marzo de 2013

Los padres deben dar de comer a los niños pequeños

Hay ciertas actividades, como dar de comer a los niños pequeños, que nunca debe ser abandonado por sus padres, incluso si no tienen una niñera. De lo contrario, pueden surgir dificultades en las relaciones familiares.

Este es el caso de las columnas de un oyente "sus hijos", presentado por Inés de Castro y Rosely Sayao en Bandnews FM. Él tiene un hijo de dos años, que por lo general come con la niñera. El problema es que como profesional está de vacaciones, el niño no quiere comer nada más que cereales, galletas o tomar el biberón a su padre.

"La relación de padre, madre, hijo, en el momento de la alimentación es fundamental. 'S Lo que el muchacho está diciendo,' Mira, la niñera sabe relacionarse conmigo en esta hora, no están sabiendo '", Rosely alerta.

Escucha consejos de otro columnista

El psicólogo señala que es necesario encontrar una manera de hacer esta conexión clara durante la hora de comer.

"La negación no es la comida. Campo de la niña de esta edad también prefiere trata principalmente botella que es más fácil y cereal que tiene buen sabor", dice el especialista en educación. "Pero comer bien el niño es parte de una relación de amor, eso es lo que los padres necesitan expresar este niño."

sábado, 25 de junio de 2011

Dieta Mediterránea para Embarazadas


La dieta mediterránea incluye pastas y arroz. Consiste en una alimentación sabrosa, rica en propiedades, variadas, que satisface perfectamente las necesidades de la embarazada, sin producir aumento de peso.

Desayuno
Té o café poco azucarado o directamente amargo.
Leche o yogur. Descremados 200 gramos. Enteros 150 gramos, con un huevo al poché.
Galletas integrales o cereales (30 gramos), pan (40 gramos) frutas frescas enteras, exprimidas o ralladas.

Almuerzo
Plato único a base de cereales, acompañado por otro alimento como pasta seca con diversos tipos de salsas o una tortilla cocida con jugo de tomate.
Verdura, toda la que quiera (una porción abundante).
Fruta de estación.

Merienda
Leche o yogur descremados o enteros reduciendo la cantidad.

Cena
Carne roja o pescado o pollo o legumbres.
Verdura toda la que quiera. Pan (50 gramos). Fruta de estación.

jueves, 2 de junio de 2011

Alimentación en el embarazo - Pescado


El pescado magro

Resulta particularmente interesante por ser poco rico en calorías (lo mismo que el marisco).

El pescado se prepara:

- Simplemente escalfado: colocar el pescado en un plato y depositar este plato en la cesta metálica de la olla exprés. Un poco de agua en el fondo de ésta, sal, pimienta, hierbas y e! caldo corto habitual. Cerrar la olla. Dejar cocer a fuego lento unos minutos.

- A la plancha: bajo el grill del horno o en una plancha normal.

- Asado: el mismo procedimiento que para un asado de carne. Colocar el pescado sobre un papel de aluminio abierto; añadir sal, pimienta y hierbas; disponer alrededor tomates, setas y cebollas pequeñas; añadir un poco de vino blanco si se quiere; dejarlo asar a fuego bastante vivo (25 minutos para una dorada mediana, por ejemplo); servir con perejil picado y zumo de limón.

Derrite un poco de mantequilla para las personas de la familia que no tienen problemas de peso.

domingo, 29 de mayo de 2011

Alimentación en el embarazo - Los huevos


Los huevos

Los huevos constituyen una mina de buenas recetas con pocas calorías:

— huevos duros;
— huevos revueltos en la sartén de teflón con tomate, setas, cebolletas, etc.;
— tortilla a la francesa (siempre en la sartén de teflón, a fuego lento, sin grasa);
— piperada de hortalizas (plato vasco): huevos revueltos con hortalizas diversas, calabacines, berenjenas, tomates, hierbas, etc.

Los huevos permiten también hacer soufflés o flanes, salados o dulces.

Soufflé salado, para una persona:
Dos yemas de huevo, sal, pimienta, hierbas, unos trocitos de jamón (facultativo). Batir las claras a punto de nieve (con una pizca de sal); mezclarlo todo. Meterlo en el horno a temperatura mediana, en un molde especial para soufflés (moldes que no se pegan). Alrededor de diez minutos de cocción.

Soufflé dulce:
Igual que el anterior, pero sin jamón, claro está. Reemplazar la sal por un edulcorante. Añadir una vaina de vainilla y una gota de licor, si te apetece. A fuego vivo, te saldrá un soufflé; a fuego mediano, un flan, que se come caliente o frío.
La clásica «isla flotante» se puede hacer con leche desnatada + edulcorante + yemas de huevo + claras de huevo batidas a punto de nieve firme y puestas encima.

(Veremos más adelante otras recetas a base de huevo, cuando hablemos de los productos lácteos desnatados.)
Piensa en utilizar las providenciales claras (una clara = 20 calorías). Batida a punto de nieve muy firme con un edulcorante (y siempre con una pizca de sal), hace muy buen efecto sobre un café helado o caliente, creando un «café de Lieja», que te quitará el hambre durante la jornada.

sábado, 12 de febrero de 2011

Nutrición en el Embarazo - una alimentación equilibrada


Los alimentos malos deben reducirse en el curso del embarazo a fin de poder aumentar ligeramente los que vamos a compartir a continuación en nuestro post de hoy, indispensables para el crecimiento del bebé, sin por ello correr el riesgo de ganar peso.

El resto de sustancias necesarias son aportadas en cantidad suficiente por una alimentación variada, ya se trate del calcio o de las vitaminas.

A veces, los trastornos atribuidos a una insuficiencia de calcio son debidos, de hecho, a una modificación del mismo en el organismo, causada por las hormonas específicas del embarazo. Incrementar la cantidad de calcio no cambia nada, ya que el exceso se elimina por la orina.

En cuanto a las vitaminas, éstas son ampliamente suministradas en una alimentación normal.

Así pues, las consignas alimentarias pueden resumirse en tres reglas sencillas:

1. Alimentación variada, reduciendo azúcares y grasas en beneficio de las proteínas.

2. Control cotidiano del peso. En ningún caso debes ganar más de un kilogramo al mes, es decir nueve kilos en todo el embarazo. Tu balanza te indicará si es conveniente o no seguir un régimen. Y no olvides que en los últimos meses es cuando más engordarás.

3. Régimen obligatorio en caso de ganar demasiado peso. Se basará en la supresión más o menos completa de azúcares y grasas.
Estos consejos han reducido de modo espectacular ciertas complicaciones graves del embarazo, como la toxemia y la eclampsia convulsiva.

Sin duda comprendes ahora la importancia de seguir escrupulosamente estas consignas, incluso a pesar de la tendencia de ciertos médicos a descuidar la vigilancia del peso.

lunes, 7 de febrero de 2011

Alimentación en Embarazadas - proteínas, grasas y más!


El tema de la alimentación de la futura madre ha sido —y seguirá siendo— objeto de acaloradas discusiones entre médicos y pacientes, y aún más entre madres e hijas.

Pocos, capítulos han provocado tanta controversia como el relativo al régimen de la mujer encinta, y pocos autores se han privado de llenar páginas para tratar una cuestión en definitiva tan sencilla. No hay necesidad de complicadas tablas ni cálculos elaborados; basta con un pocote seltido común.

Con tal de que sea variada, la alimentación cotidiana normal aporta a la futura madre, en cantidad suficiente, todos los elementos que precisa, sin necesidad de correr tras las vitaminas o las proteínas. El problema radica en limitar el alimento, y no en aumentarlo. Hay que rechazar de modo definitivo el célebre dicho «comer por dos», demasiado a menudo confundido con «comer como dos».

El embarazo supone, en efecto, un aumento del apetito, sobre todo en el curso de los últimos meses, y con frecuencia lleva a la futura madre a ingerir una excesiva cantidad de alimentos.
En su obra Guide pratique de diététique, el profesor C. Sureau escribe: «El régimen ideal de una mujer encinta sana difiere poco del de una mujer de edad y actividad similares no embarazada».

Las necesidades energéticas de una mujer no encinta son de 2.200 calorías por día, aproximadamente. En la embarazada, dichas necesidades se mantienen a un nivel equivalente durante el primer trimestre del embarazo, pasan a 2.400 calorías en el segundo trimestre y alcanzan 2.600 calorías en el tercero. Es decir, supone un incremento de tan sólo un 20 %.

Existen tres categorías de alimentos:

1. Las proteínas: carne, huevos, pescado.

2. Las grasas: mantequilla, aceite, alimentos grasos.

3. Los hidratos de carbono: azúcar, mermelada, miel, pasteles, pastas, legumbres, frutos secos, etcétera.