Entrada destacada

Para evitar la anemia

Ingredientes Col cruda 150 ml de zumo de naranja 1 cucharada de hojas de menta (12 g) 1 cucharada de jugo de limón Preparación ...

miércoles, 31 de agosto de 2011

Bruno Bettelheim


El célebre pediatra Bruno Bettelheim defiende ideas extraordinariamente similares a las expuestas en este blog, a saber: al maternaje debe suceder una educación aportada a ser posible por una persona ajena a la familia; la angustia y la neurosis de los padres afecta y se transmite al hijo; bajo la influencia de la opresión de los padres, el niño pronto rechaza su propia personalidad, para tratar de adoptar la imagen de lo que sus padres esperan de él; cualquier descontento de los padres culpabiliza de modo trágico al hijo.

Veamos lo que dice Bettelheim:

«Paradójicamente, a menudo les resulta más difícil a los padres enfrentarse a los problemas de sus hijos que a los de personas extrañas, porque los padres parten con frecuencia de una posición falsa: "Es mi hijo, yo sé lo que es bueno para él". Ahora bien, los hijos han aprendido a disimular ante sus padres lo que sienten, porque las reacciones de los padres son por supuesto las que les crean mayor ansiedad [...].

»Los niños, todos los niños, detestan que desplacemos sobre ellos nuestros propios problemas. Cuando se les dice: "Haz eso, es por tu bien" y sienten que en realidad uno no se lo pide por el bien de ellos sino por el suyo propio, experimentan un gran resentimiento [...]. Todos los niños sufren al ser utilizados para fines ajenos [...].

»Es preciso destacar que no hay nada más difícil de soportar para un niño que la inseguridad de sus padres. Siempre piensa que si sus padres se preocupan es por su causa, y ello engendra un intenso sentimiento de culpa que a veces puede ser destructor.

»Lo que cuenta en la relación entre padres e hijos no es lo que se es, ni siquiera lo que se hace, sino lo que los niños ven, es decir la imagen que se hacen de sus padres [...]. Pienso que debemos aceptar al niño desde su aparición, desde el primer momento de su nacimiento, como una potencia propia. Y debemos respetarle en tanto que tal.»

lunes, 29 de agosto de 2011

La Maternidad en la sociedad moderna


Freud fue el primero en demostrar que la infancia, e incluso la primera infancia, tenía una importancia fundamental en el desarrollo del ser humano adulto.

Los trabajos de los psicólogos modernos, y en especial de los norteamericanos, van más lejos aún: las neurosis, los «problemas» del adulto dependerían sobre todo de los «traumas psíquicos» experimentados por el niño en los primeros meses y los primeros años de vida. Los psicoteóricos y los psicoterapeutas norteamericanos son en la actualidad, y con mucho, los más avanzados en lo que concierne directamente a la personalidad del adulto de nuestras sociedades modernas, adulto que en general no se siente muy feliz (y es lo menos que se puede decir).

Las nuevas concepciones psicoterapéuticas, que en Estados Unidos rebasan ampliamente el entusiasmo popular que en una determinada época se concedió al psicoanálisis clásico, freudiano o post-freudiano, hacen hincapié en los traumas psíquicos de la infancia, a pesar de que dichas teorías difieran en sus principios y métodos.

Una de las psicoterapias que parece más eficaz y prometedora, la terapia primal de Janov, lo centra todo en las relaciones entre el niño y sus padres. Para Janov, los padres modernos no sólo no «maternan» al niño pequeño, no sólo impiden que se desarrolle su verdadera personalidad, sino que le obligan a ser lo que los padres quieren que sea, en detrimento de lo que el niño es realmente.
El niño es impulsado a rechazar su propia personalidad, y a adoptar, para agradar a sus padres, la imagen del niño bueno que éstos desean que sea.

El niño muy pequeño espera de sus padres que le acepten tal como es y se dediquen a él por entero, estando disponibles en todo momento para aportarle amor y confianza.

Pero prefiero citar al propio Janov: «El niño nace en el contexto de las necesidades de sus padres y empieza a luchar para satisfacerlas desde su nacimiento [...]. Lo hará todo salvo ser él mismo. Esta multitud de relaciones que se establecen entre los padres y el niño, y en las que se dejan de lado sus necesidades naturales, sus necesidades primigenias, significa que el niño sufre.

Significa que no puede ser lo que es y al mismo tiempo ser amado [...]. Si hubiera amor en sus padres, el niño sería lo que es, pues amar significa dejar al otro ser lo que es [...]. En los primeros meses y los primeros años de su vida, el niño se cierra sobre sí mismo, porque en general no tiene otra elección. Para sobrevivir, debe condenar a muerte una parte de sí mismo. Es preciso que juegue el juego de sus padres, no el suyo [...]. Hará todo lo posible para agradar a sus padres pero, por desgracia, lo que se espera de él resulta vago e indefinido, porque sus padres tampoco saben qué hacer para ser libres y felices».

En los humanos, el adiestramiento ha reemplazado al maternaje que los padres modernos no pueden ni quieren dar.
De esta incursión en el dominio del pensamiento psicológico moderno retengamos una única noción: el maternaje es una necesidad vital de todo bebé en la que se le defrauda en nuestras sociedades modernas. La frustración que supone nunca será olvidada, pese a que sea reprimida en el subconsciente, y estará en la base de la mayoría de los problemas del adulto.

Aun cuando esa influencia de los primeros meses y los primeros años de vida sobre el comportamiento del adulto pueda parecer inverosímil a muchos de nosotros, ha quedado demostrada en nuestros días por casi un siglo de investigaciones psicológicas y psicoanalíticas.
El que la mayoría de nuestros contemporáneos lo ignoren todo sobre la psicología y el desarrollo psicológico de la personalidad humana no les autoriza a negarlo todo con ironía.

Convendría quizá no criticar tanto a priori, documentarse antes, mantenerse al día en lo que concierne a las grandes corrientes de pensamiento que florecen y se multiplican allende nuestras fronteras, y después juzgar con pleno conocimiento de causa.

sábado, 27 de agosto de 2011

Lactancia Natural


La lactancia natural

Veamos lo que piensa el profesor Henri Lestraclet, jefe de servicio en el hospital Hérold de París, considerado como uno de los mejores especialistas del mundo en nutrición del recién nacido:

«Cuando consideramos lo que ocurre en los mamíferos, así como en las tribus humanas primitivas, constatamos en primer lugar que el plazo entre el parto y la lactancia es siempre muy breve (unas decenas de minutos), y a continuación que la madre proporciona al recién nacido el alimento que ha elaborado antes que la leche: el calostro.

El dar el pecho de inmediato, además de ser psicológica y emocionalmente satisfactorio para la madre, presenta la gran ventaja de facilitar la subida de la leche. Las mujeres y los médicos de antaño sabían por instinto lo que desmuestran las experiencias más recientes: la rapidez con que la madre da el pecho, así como la frecuencia y duración de la mamada, influyen directamente sobre la cantidad de leche secretada.»

Me limitaré a añadir que la succión del pezón que realiza el recién nacido provoca la secreción de una hormona (la oxitocina) cuyo papel es aumentar el tono muscular del útero, con el fin de prevenir una posible hemorragia. Por el mismo mecanismo, ofrecer el pecho al recién nacido en los minutos que siguen al nacimiento favorece al parecer el desprendimiento de la placenta, es decir una expulsión fácil y sin problemas.

Y he aquí la opinión del doctor Spock, el más célebre pediatra del mundo:
«La sustitución de la mamada por el biberón priva al niño de un intenso contacto, y frustra al mismo tiempo a la madre en la necesaria unión sensual con su hijo.»

jueves, 25 de agosto de 2011

Alimentación en Bebés - Palabras de expertos


Si bien el alimento es necesario para el niño a fin de lograr el crecimiento físico, el amor no le es menos indispensable para desarrollarse emocionalmente. Dar al niño el máximo de amor posible ha sido y sigue siendo uno de los fundamentos de toda sociedad tradicional. Y esa ternura no se contradice con una severidad que sin embargo falta en la educación contemporánea [...] La insuficiencia de los padres en la sociedad contemporánea produce frutos que se manifiestan en el desconcierto de los jóvenes, ya sean obreros o estudiantes. Cosechamos lo que hemos sembrado. A causa de que el principio de su existencia ha sido fallido, millones de hombres y mujeres sienten una insatisfacción tan fundamental que no pueden reconciliarse con el mundo en que deben vivir.
ARNAUD DESJARDINS.

Un niño al que se ama es un niño cuyas necesidades maternales están satisfechas. El niño que no es amado sufre porque se halla frustrado. El amor elimina su sufrimiento. El niño amado no siente la necesidad de ser alabado, pues no ha sido denigrado antes. Es apreciado por lo que es, y no por lo que puede hacer para satisfacer las necesidades de sus padres [...]. La necesidad de ser tenido en brazos y acariciado forma parte de la necesidad de ser estimulado. La piel es nuestro órgano sensorial más extenso, y reclama al menos tantas estimulaciones como los demás órganos de los sentidos.
ARTHUR JANOV.

Los bebés necesitan leche, cierto, pero más aún ser amados y recibir caricias [...]. En los bebés, la piel supera a todo lo demás. Es el primer sentido [...] Es preciso cuidar esa piel, nutrirla. Con amor, no con cremas. Ser llevados en brazos, acunados, acariciados, frotados... constituyen alimentos para los bebés, tan indispensables —si no más— como las vitaminas, las sales minerales y las proteínas.
En los países que han conservado el sentido profundo de las cosas, las mujeres todavía saben todo eso...
FREDERIK LEBOYER.

martes, 23 de agosto de 2011

Maternidad y Psicología Moderna


Durante los primeros meses y los primeros años, el afecto más íntimo del niño se centra en su madre. Ese cariño se inicia antes del nacimiento, cuando madre e hijo, pese a ser dos, constituyen un solo ser.

Sin duda, el nacimiento modifica la situación en ciertos aspectos, si bien menos de lo que hacen suponer las apariencias. A pesar de que ahora viva fuera de la matriz, el niño sigue siendo completamente dependiente de la madre.

Tan sólo al cabo de los días conquista su autonomía; aprende a andar, a hablar, a explorar el mundo por sí mismo...

ERICH FROMM, El arte de amar.

lunes, 22 de agosto de 2011

Aspectos generales de la Maternidad


Mas lo que me parece esencial no perder de vista es que el maternaje no sólo representa un contacto cutáneo de efectos fisiológicos más o menos claros según las especies, sino asimismo un contacto afectivo, con un efecto psicológico extremadamente importante.

Considero que, a medida que nos elevamos en la jerarquía de los mamíferos, el aspecto afectivo del maternaje se hace incluso mucho más esencial, en tanto que el lado puramente fisiológico, orgánico, se vuelve menos marcado.

Pienso que en el hombre, que ha llegado a la cima de la evolución animal, si bien el maternaje ha perdido su importancia fisiológica, adquiere en compensación una importancia afectica y psicológica capital, tanto para la madre como para el hijo.

Todo lo cual viene a confirmarnos en lo que ya apuntábamos al estudiar los datos de la psicología y la psicoterapia: la importancia fundamental del contacto con la madre en la primera infancia y de la relación con los padres en el resto de la misma.

Los datos de la psicología moderna confirman perfectamente la importancia del maternaje para el desarrollo afectivo y psicológico del futuro niño y el futuro adulto.

Anteriormente ya me he referido a los trabajos e investigaciones de los grandes psicólogos norteamericanos contemporáneos, en base a las grandes psicoterapias modernas: terapia Gestalt, bioenergía, terapia primal, análisis transaccional, investigaciones y análisis bajo los efectos del LSD, psicodramas, etcétera.

Todas estas aproximaciones psicológicas a las profundidades del subconsciente y del pasado memorizado conceden una importancia fundamental a las primeras semanas, meses y años de la vida del ser humano, a pesar de que luego difieran en sus conclusiones en el plano psicoterapéutico.

Para Arthur Janov, cuya terapia primal constituye una de las técnicas más eficaces, si no la más brutal, el porvenir psicológico del adulto se decide en los primeros meses y años de la vida del niño. Todos los conflictos del adulto encuentran su explicación, su fuente, en los conflictos cruelmente sentidos y reprimidos de inmediato de la primera infancia.

domingo, 21 de agosto de 2011

Relación Madre e Hijo



Al igual que en los-demás mamíferos, en la especie humana el maternaje comporta siempre una gran parte de contacto físico (caricias, besos, presencia física de la madre, etc.), pero asimismo una parte —más importante que para los mamíferos inferiores— de ternura, de afecto, de «presencia» sentimental.

El niño necesita sentir que su madre sigue allí, dispuesta a tranquilizarle o a calmar sus necesidades vitales fundamentales.

Por desgracia, es inútil engañarse, y es preciso hacerse a la idea de que esa necesidad fundamental ya no se corresponde con las posibilidades de la madre en nuestras sociedades modernas.

Esta ya no tiene materialmente la posibilidad de consagrarse por entero a su hijo durante meses como éste desearía. El ritmo y los imperativos de la vida moderna, así como el hecho de que a menudo la madre trabaja, crean un abismo infranqueable entre los requerimientos del hijo y las posibilidades de la madre.

Es preciso pues tratar de conciliar lo inconciliable, es decir las necesidades del niño y las posibilidades de la madre.

Dar el pecho es una condición importante en la relación entre madre e hijo

De todo lo que he expuesto se desprende la importancia de que la madre dé el pecho a su hijo. Se trata del medio más natural y eficaz de estrechar los lazos físicos entre la madre y su bebé.

Además, la leche materna constituye el mejor alimento posible para el recién nacido.
Como explicaré en el capítulo siguiente, debe darse el pecho durante dos meses como mínimo, lo que por otra parte corresponde en diversos países al período legal de reposo posnatal.

Más articulos informativos sobre maternidad e hijos:

amor madre hijo
frase de madre a hijo
poemas de hijo a madre
los hijos
maternidad

viernes, 19 de agosto de 2011

ICSI - Inseminación Intracitoplasmática


INSEMINACION INTRACITOPLASMATICA (ICSI)

Es el último y más importante avance en el campo de la fertilización asistida y consiste en la inyección de un solo espermatozoide directamente dentro del citoplasma del óvulo. Al igual que para el SUZI, se utiliza una pipeta de sujeción y una aguja de inyección, pero esta última debe tener un diámetro de no más de seis micrones.

La aguja se carga con un solo espermatozoide, seleccionado entre los de mejor morfología aparente, y se introduce atravesando la zona pelúcida y el citoplasma del óvulo, donde se inyecta con el menor volumen posible de líquido.

La principal diferencia que existe entre el SUZI y el ICSI radica en que si bien en ambos casos es suficiente contar con un número muy bajo de espermatozoides, éstos deben ser funcionales para llevar a cabo la primera de las mencionadas técnicas mientras que para el segundo de los casos se pueden utilizar espermatozoides carentes de acrosoma y de movilidad, o sea con ciertas alteraciones en su función.

miércoles, 17 de agosto de 2011

MARILYN FERGUSON - Maternaje y Tradición Ancestral


Maternaje y tradición ancestral

El hombre,- con su largo período de edad temprana y su preadoles-cencia prolongada, con su excepcional plasticidad, tiene todavía muchas más probabilidades que las ratas y los gatos de dejarse influir por las estimulaciones en su primera infancia.

En Uganda, el niño medio, educado según las costumbres de dicho país, camina a la edad de diez meses, si no es a los siete. El niño ugandés es vigilado de muy cerca por su madre, quien lo lleva con ella a todas partes, acechando con cuidado sus menores deseos. En cuanto intenta sentarse o levantarse, ella le ayuda.

En cuanto intenta hablar, le anima a que lo haga. Entre el quinto y el séptimo mes, el bebé ugandés alcanza el estadio de los bebés europeos dos meses mayores por lo que respecta a la aptitud de hablar, de adaptarse, de comunicarse con el entorno. No obstante, los niños ugan-deses criados por padres que han adoptado las costumbres europeas no muestran ninguna precocidad más allá del primer mes.

MARILYN FERGUSON, La Révolution du cerveau.

lunes, 15 de agosto de 2011

La Maternidad Humana


Hemos visto cómo todas las crías de los mamíferos se benefician en cuanto nacen —y durante su edad temprana— de los atentos y constantes cuidados de su madre.

Esos diversos cuidados, designados bajo el vocablo general de «maternaje», se caracterizan por una unión permanente entre madre e hijo, y por la importancia extrema, vital, de los contactos cutáneos entre ambos. Cualquiera que sea la naturaleza y la variedad de esos contactos, su importancia ha sido subrayada por todos los investigadores.

De todos los mamíferos, incluso los más evolucionados, el bebé humano es el único que no recibe esas atenciones. ¿Por qué?
Montagu enuncia una hipótesis explicativa: los contactos cutáneos, y en especial la estimulación sensorial que representan, no serían indispensables en el hombre porque el feto recibiría dicha estimulación durante la fase de dilatación por medio de las contracciones uterinas.

Es un hecho que la fase de dilatación es en la mujer la de más larga duración de todos los mamíferos.

Sin embargo, los niños nacidos por medio de cesáreas efectuadas antes de que comience la dilatación no se benefician de la acción de las contracciones uterinas. Montagu intenta exponer que la mortalidad es más elevada entre los niños nacidos con cesárea, opinión falsa por completo y que por consiguiente yo rechazo enérgicamente.

Por el contrario, se podría señalar que existen contracciones uterinas, no percibidas por la madre, bastante antes del parto, en el curso de los dos últimos meses del embarazo, y que esas contracciones, en una óptica finalista, podrían desempeñar un papel de estimulación sensorial cutánea.

De modo más verosímil, se puede admitir sin duda alguna que el ser humano ha alcanzado un grado de desarrollo tal en la evolución animal que su cría no necesita esas estimulaciones cutáneas para asegurar el buen funcionamiento de sus órganos después del nacimiento. De hecho, parece que sea sobre todo en los mamíferos inferiores donde dichas estimulaciones cutáneas revisten una importancia primordial.

sábado, 13 de agosto de 2011

TET - Transferencia de embrión a trompas


TET (Transferencia de embrión a trompas)

Lo único que diferencia a un TET de un PROST es un factor temporal. Mientras que en el PROST los embriones son colocados como pronúcleo a las 24 horas de la fecundación, en el TET se transfieren con características bien definidas a las 48 horas de haberse fecundado.

Los otros aspectos, como el método de realización, los casos en que se realiza y las probabilidades de éxito, son idénticas al PROST.

viernes, 12 de agosto de 2011

Maternaje y lameteo


Las actitudes que sustituyen al lameteo

Son poco conocidas las costumbres de ciertos mamíferos difíciles de observar, como los mamíferos marinos, por ejemplo. No obstante, se sabe que la madre prodiga a su hijo, después del nacimiento, frecuentes contactos cutáneos, una especie de caricias.

También aquí esos contactos cutáneos parecen tener un efecto estimulante, y un importante papel para el completo desarrollo del recién nacido.

Por el contrario, conocemos bien las costumbres de los grandes simios. En ellos el lameteo es reemplazado por lo que se denomina grooming (del inglés to groom: almohazar, acariciar a un caballo, prodigar atentos cuidados a un animal, sobre todo frotándolo y acariciándolo). La madre proporciona a su hijo recién nacido múltiples contactos cutáneos, en forma de caricias, masaje, manipulaciones, despiojamiento, etc.

Ha sido demostrado científicamente, por medio de observaciones y experimentaciones, que el monito siente una imperiosa necesidad de esos contactos con su madre, de su calor, de sus pelos, de su piel, de ser manipulado y llevado por ella en brazos o sobre la espalda.

Vemos así que incluso en los grandes simios, que no lamen a sus crías, existe la necesidad de estrecho contacto cutáneo entre madre e hijo, necesidad que es satisfecha con el grooming, actitud característica de las hembras hacia sus crías.

Los contactos táctiles juegan pues un pape! primordial en el maternaje de los primates, tal como lo juegan, bajo otras formas, en todos los mamíferos.

Como dice Montagu, parece haber habido una evolución del maternaje paralela a la evolución de las especies, desde el lameteo de los mamíferos inferiores, pasando por la «roedura» de los lemúridos (se sirven de sus dientes para acicalar), hasta el grooming con las manos y los dedos de los monos superiores más evolucionados.

Y el hombre, que se halla en la cima de la pirámide evolutiva, ¿a qué nivel se encuentra en lo que concierne al maternaje?

jueves, 11 de agosto de 2011

Micromanipulación - SUZI


INSEMINACION SUBZONA PELUCIDA (SUZI)

Es una estrategia sofisticada de micromanipulación que consiste en colocar con el microcapilar una cantidad de espermatozoides seleccionados por debajo de la zona pelúcida, es decir en el espacio perivitelino.

Este tipo de inseminación fue concebida para los pacientes que no han logrado la fecundación en cíelos previos de fertilización asistida o en parejas donde el hombre posee un número de espermatozoides aún más bajo que el requerido para la PZD.

El proceso involucra la selección de los espermatozoides de mejor movilidad y su inserción directamente bajo la zona pelúcida. La barreras del cumulus y la zona son franqueadas y se deja que los espermatozoides penetren solamente la membrana del óvulo por medios naturales.

martes, 9 de agosto de 2011

PROST - Pronucleo en Trompas


PROST (Transferencia de pronucleo a trompas)

Este procedimiento consiste en sacar los óvulos y espermatozoides, para fertilizarlos fuera del cuerpo, y luego transferirlos como en el GIFT a las trompas.

La diferencia con aquel método es que en él se pasaban óvulos y esperma, mientras que en el PROST se transfiere a las 24 horas un embrión en estado de pronúcleo (apenas se intercambiaron los cromosomas, pero no se han producido las divisiones de las células embrionarias). Con ayuda de una ecografía se sacan los óvulos y, 24 horas más tarde, se colocan los embriones por medio de una laparoscopía con anestesia general.

• ¿En qué casos se utiliza? Cuando la mujer está completamente sana pero el hombre tiene un problema espermático y se duda de su capacidad fertilizante,

• ¿Qué probabilidades de éxito tiene? Un treinta por ciento aproximadamente, según las estadísticas internacionales, que puede determinarse a los 12 días de realizada la transferencia.

domingo, 7 de agosto de 2011

Conclusiones de la Maternidad en la Naturaleza


1. En los mamíferos, la cría se beneficia tras su nacimiento de un período de «maternaje» caracterizado por una hiperprotección y una dependencia total. Muy poco después es sometida a la educación del padre o de la madre, con una integración rápida en el mundo de los adultos. La educación concluye con la entrada en la edad adulta, que se realiza precozmente desde la pubertad, y que se caracteriza por la ruptura total de los lazos familiares, adquiriendo en ese momento el individuo una autonomía absoluta.

2. Durante la mayor parte de su historia, la humanidad educó a sus hijos siguiendo un modelo semejante al de los mamíferos. Entonces no había ni juventud rebelde ni conflicto generacional.

3. A partir del siglo XIX, la influencia creciente de la familia y de la educación obligatoria alejaron progresivamente la educación del niño del modelo animal. Fue cuando aparecieron los primeros problemas juveniles o educacionales.

4. Tomando conciencia de esos problemas, la sociedad contemporánea, en lugar de dar marcha atrás, acentuó la diferencia con el modelo animal para llegar, en nuestra época, a hacer exactamente lo contrario: supresión del maternaje, hiperprotección del niño más mayorcito y del adolescente, retroceso progresivo de la entrada real en la vida adulta... Paralelamente al desarrollo de esa actitud, se puede ver cómo, se multiplican los problemas de la juventud y la adolescencia, pudiendo desembocar en grandes explosiones de cólera, como en el caso de los campus norteamericanos o el mayo francés.

5. Sólo el abandono de esa conducta nefasta, que ha demostrado ampliamente su carácter peligroso e ineficaz —a pesar de su constante pujanza—, en favor de una vuelta al modelo natural, más acorde con la naturaleza profunda del ser humano, podrá aportar una solución a los problemas que plantean en la actualidad la educación de los niños y la neurosis de los adultos.

viernes, 5 de agosto de 2011

Micromanipulación - PZD


DISECCION PARCIAL DE ZONA (PZD)

Consiste en realizar una pequeña incisión en la zona pelúcida del ovocito (su cascara) para facilitar el ingreso posterior de los espermatozoides al interior del óvulo.

A los ovocitos se los separa de las células que lo rodean y se los ubica en una solución que,produce su retracción. Esto hace que el espacio entre la zona y el óvulo se agrande, facilitando al embriólogo un manejo cuidadoso de la zona sin riesgo de tocar el óvulo, que es mantenido quieto utilizando una micropipeta.

Luego se realiza la disección de la zona con la microaguja y, seguidamente, los óvulos son transferidos a un medio de cultivo inseminados y examinados para verificar la fertilización al día siguiente, aunque no todos reúnen las condiciones ideales.

miércoles, 3 de agosto de 2011

GIFT - Gametos en Trompas de Falopio


GIFT (Transferencia de gametos en trompas de falopio)

Este procedimiento se caracteriza por extraer los óvulos y unirlos con los espermatozoides, previamente tratados, en una cánula que se transferirá por medio de una laparoscopía (dura entre 20 y 30 minutos) dentro de una o de las dos trompas.

Así se asegura que tanto el óvulo como el esperma estén en el lugar Indicado para que fisiológicamente se produzca la fertilización.

•¿En qué casos se utiliza?

- En pacientes que tengan, por lo menos, una trompa absolutamente sana.

- Ante enfermedades masculinas no tan graves, como puede ser contar con una calidad adecuada pero deficiente de espermatozoides para esperar un embarazo con técnicas menos complejas.

- Cuando hay factores Inmuno-lógicos en el moco cervical que impiden el pasaje del esperma.

• ¿Qué probabilidades de éxito tiene? Entre un 25 y un 30 por ciento de las parejas que Intentan alcanzar la gestación con este método lo consiguen. Alrededor de 12 días después de realizada la transferencia puede determinarse el resultado del intento.

martes, 2 de agosto de 2011

La Comunicación del Bebé


La medicina empieza a estudiar científicamente ese medio de comunicación del bebé: los gritos. En efecto, médicos norteamericanos y escandinavos han efectuado centenares y centenares de grabaciones de gritos de lactantes. Esos complejos estudios les han permitido distinguir varios tipos de gritos: el grito del nacimiento (obligatorio y que causa el despliegue de los alvéolos pulmonares), los gritos de dolor, gritos de hambre e incluso gritos de alegría.

Dichos investigadores comienzan incluso a distinguir los gritos del niño normal de los del niño enfermo, a partir de ciertas características del grito (duración, intensidad del sonido, tiempo de inspiración o espiración, etcétera).

Todas esas investigaciones, así como los progresos realizados, demuestran que el grito es una llamada, el esbozo de una comunicación. Comunicación imperfecta en alto grado, ciertamente, pero la única posible. Los amos atentos saben reconocer entonaciones y sentimientos distintos en el ladrido de su perro. Teniendo en cuenta además su inteligencia, es fácil imaginar la complejidad del mensaje que el bebé puede transmitir en su grito.

Así pues, señores pediatras, dejen de creer que el bebé grita para molestar a sus padres.

El más célebre de los pediatras actuales, el doctor Bruno Bettel-heim, ha resumido perfectamente en un ejemplo lo que yo quiero decir: «... un niño llora por la noche y los padres, turbado su sueño, están furiosos, exasperados. De pronto, se les ocurre tomarle la temperatura al bebé; tiene una elevada fiebre. De inmediato desaparece el furor de los padres, y soportan muy bien los gritos que un instante antes les exasperaban. ¿Por qué? Porque sus gritos han adquirido sentido».

El problema radica pues en comprender lo que quiere decir el niño, y en asimilar en cualquier caso que sus gritos tienen un sentido, quieren decir algo, constituyen una llamada. No es culpa suya si esa llamada no es muy clara (tampoco la comunicación es mucho más fácil entre los adultos, a pesar del uso de la palabra...).

Nos toca a nosotros, los adultos, tratar de comprender al bebé y, como mínimo, responder a su llamada. El timbre de la habitación del operado no indica al sonar la razón por la que llama el enfermo, sino tan sólo que lo hace, y eso basta para que la enfermera acuda de inmediato.