Entrada destacada

Para evitar la anemia

Ingredientes Col cruda 150 ml de zumo de naranja 1 cucharada de hojas de menta (12 g) 1 cucharada de jugo de limón Preparación ...

martes, 3 de mayo de 2011

Toxemia gravídica


La toxemia gravídica es una enfermedad que puede sobrevenir en el curso de los últimos meses del embarazo. De entrada, quiero señalar que una mejor vigilancia de las mujeres embarazadas ha hecho disminuir considerablemente la frecuencia de esta afección. En esencia, se caracteriza por un aumento de tensión arterial, acompañada de retencion de agua y de sal, así como por la aparición de albúmina en la orina.

En la madre puede causar las complicaciones cerebrales u oculares de una subida de tensión, crisis convulsivas y un desprendimiento prematuro de la placenta. En el niño puede originar un retraso en el < Icsarrollo, e incluso la muerte en el interior del útero.

En su origen se revela por tres signos absolutamente fundamentales, que deben ser investigados en cada examen de la mujer encinta. Son los siguientes:

— subida de la tensión arterial por encima de 14;

— aumento notable y rápido de peso con aparición de edemas (luchazón de pies y tobillos, e incluso del rostro). De ahí la importa ncia de un control periódico del peso, así como de seguir un i chimen si la báscula muestra un amumento anormal de peso;

— aparición de albúmina en la orina; de ahí la necesidad de efectuar un análisis de orina al menos una vez al mes, y siempre que vayas a visitar al médico.

El tratamiento de un principio de toxemia comprende reposo absoluto, un régimen hiperproteínico con poco contenido en azúcar y un consumo normal de sal y, eventualmente, según el consejo del medico, la prescripción de medicamentos hipotensores y calmantes, tomo el Valium.

En resumen, la toxemia gravídica es una enfermedad grave, pero se puede decir que sólo sobreviene en las mujeres poco vigiladas o que descuidan los consejos dados por el médico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario