Entrada destacada

Para evitar la anemia

Ingredientes Col cruda 150 ml de zumo de naranja 1 cucharada de hojas de menta (12 g) 1 cucharada de jugo de limón Preparación ...

domingo, 31 de enero de 2010

Yoga embarazo


La relajación muscular
La clase de hoy la vamos a dedicar a estudiar la relajación muscular. Veremos cómo practicarla, qué utilidad puede ofrecer en el momento del parto.

En los post anteriores insistimos que al practicar la respiración de tipo abdominal, ustedes iban a aprender a manejar el diafragma y los músculos de la pared del vientre, para aplicarlo en determinado período del parto. Pues bien, esto es posible dadas las características especiales y manera de funcionar que tienen estos músculos.

lunes, 25 de enero de 2010

Sobrepeso embarazo


Problemas por el peso extra

Este enorme peso, situado en la parte baja del vientre, impone modificaciones en la columna vertebral. Para poder mantener la posición de pie, la embarazada echa los hombros hacia atrás a la vez que aumenta la curva de la columna lumbar. Esta posición es mantenida por los músculos de la parte posterior del cuerpo, músculos lumbares, que se mantienen contraídos durante todo el día. Por la misma razón, los músculos de la pantorrilla están contraídos, especialmente en las mujeres que pasan muchas horas paradas.

La contracción prolongada de estos músculos explica varias cosas:
1) en primer lugar los dolores lumbares que a menudo sufren las embarazadas;
2) en segundo lugar, los calambres de los músculos de la pantorrilla.

Además se agrega otro factor muy frecuente: las várices. De esta manera ustedes tienen unidos a nivel de las piernas los dos factores que favorecen la aparición de los calambres: mala circulación por las várices; trabajo prolongado de un grupo de músculos para mantener la posición de pie. Basta entonces un pequeño movimiento como levantarse, por ejemplo, para que aparezca el calambre.

miércoles, 20 de enero de 2010

Pujar en el Embarazo


Durante el período de expulsión

Mujer preparada:
Sabe diferenciar la sensación de "pujo" de otras sensaciones similares. Por haber aprendido a "pujar", emplea sólo aquellos músculos que rodean el útero: diafragma y músculos de la pared del vientre. Acorta este período del parto. No sufre.

Esta etapa se transforma en la más agradable del parto.

Mujer NO Preparada:
Percibe una cantidad de sensaciones que no sabe reconocer. No se le enseñó cómo debe "pujar". Por tanto, realiza un trabajo enorme, en su mayor parte inútil. Prolonga este período del parto.
El sufrimiento es enorme.
El parto se transforma en una tortura.

lunes, 18 de enero de 2010

Puja


Durante el período de dilatación
Hay diferentes formas de vivir el embarazo y luego el parto, estar o no preparada para ello hará la diferencia.

Mujer Preparada
Con cada contracción: hace relajación muscular y jadea; está tranquila.
Resultado: oxigena mejor su sangre y ahorra energías.

Llega al período expulsivo con toda lucidez y conservando toda sil capacidad de trabajo.

Mujer No preparada
Con cada contracción: pone en tensión todos sus músculos; grita, se desespera.
Muchas veces se la tiene caminando durante toda una noche y haciéndola pujar.
Resultado :agotamiento físico y nervioso.